A pesar de estar cerradas por la pandemia de COVID-19, las 134 bibliotecas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ofrecen recursos y servicios digitales a estudiantes, académicos, investigadores y la sociedad en general.

Más que nunca, la labor de los bibliotecarios es imprescindible porque orientan a los usuarios para localizar en formato digital libros, documentos, mapas, tesis y revistas, además de atender otros requerimientos en tiempo real.

Bibliotecaria de la UNAM. Foto de UNAM

Para proteger la seguridad de sus empleados, la Dirección General de Bibliotecas y Servicios Digitales de Información desarrolló un protocolo de seguridad y lineamientos para la convivencia diaria en la nueva normalidad.

Hoy contamos con bibliotecas digitales, recursos que en estos momentos han favorecido las clases a distancia y en línea. Docentes, alumnos e investigadores siguen sus actividades, y parte fundamental han sido los recursos bibliotecarios en formato electrónico”, destacó Elsa Ramírez Leyva, titular de la DGBSDI.

En el caso de la Biblioteca Central de la UNAM, se ha consolidado el servicio Bibliotecario en Línea con atención en tiempo real a través de un chat o por correo electrónico.

La Máxima Casa de Estudios asumió desde los años 70 un sistema bibliotecario automatizado, aunque la parte manual sigue vigente por ser uno de los pilares de la profesión que este 20 de julio se celebra con el Día Nacional del Bibliotecario.

Publicidad