Bloquean Paso Exprés en Cuernavaca; exigen libertad de joven

Anuncios
Anuncios

Después del medio día, vecinos del poblado de Acapantzingo bloquearon el Paso Exprés de la autopista Cuernavaca-Acapulco en demanda de la puesta en libertad de Manuel Vences, un trabajador de una tienda de conveniencia que impidió un robo y en el forcejeo mató al presunto asaltante con el cuchillo que llevaba para cometer el ilícito.

El bloqueo de la vialidad que conecta la Ciudad de México con el puerto de Acapulco, Guerrero, inició la tarde del pasado sábado, cuando los vecinos cerraron por espacio de dos horas. Para lograr el cierre del tramo carretero, los manifestantes colocaron barricadas y quemaron llantas.

Gerardo Villada, quien encabezó las acciones, informó que el sábado liberaron la vialidad ante la promesa del director de Gobierno Estatal, Salvador Díaz Cerón, de que hoy al mediodía sería liberado el joven.

Pero el plazo se cumplió y Manuel sigue detenido por las autoridades, por lo que los vecinos cerraron el puente de Tabachines, que conecta con Acapantzingo.

Una hora después de cerrar el puente, decidieron cerrar también el carril norte-sur del Paso Exprés.

Al lugar llegaron elementos de la Policía Federal que se limitaron a observar los bloqueos intermitentes, ante la molestia de los automovilistas, que recriminaron su pasividad.

Más tarde llegó al lugar el director de Gobierno Estatal, Díaz Cerón, pero lo hizo sin propuesta alguna, por lo que fue corrido del lugar a gritos de los manifestantes.

Los inconformes utilizaron llantas, huacales y hasta una pequeña garrafa de gasolina para provocar la combustión.

El calor y la molestia de estar varados al menos una hora en el Paso, que comprende poco más de 14 kilómetros, provocaron algunas discusiones entre los manifestantes y los usuarios de la autopista.

En medio del bloqueo, uno de los conductores aventó su vehículo contra los manifestantes, quienes le arrojaron piedras, rompiendo uno de los vidrios del vehículo, el chófer bajó del automovil pero al verse superado en número se fue a toda prisa.

Los vecinos permitieron el paso de vehículos de emergencia, vecinos aledaños y de aquellos que circulaban con bebés.

Hasta esta tarde el tramo carretero continuaba cerrado y los autos eran desviados desde el acceso al Paso Exprés para tomar la carretera federal y evitar la aglomeración.

Publicidad