En México, las vías férreas han permanecido bloqueadas 123 de los 289 días que han transcurrido en uno o varios puntos de la red, lo que significa que prácticamente se duplicaron estos eventos, en comparación con 64 eventos de todo el 2019.

Al 15 de octubre, de los 289 días transcurrido el 43 por ciento representan bloqueos, es decir, en México el paso de mercancías a través de este medio de transporte fue impedido por más de 123 días en distintos puntos de la red ferroviaria nacional.

Te puede interesar: Inversión energética caería 18% este año por menor demanda ante COVID 

La última irrupción en las vías comenzó el 2 de octubre en Caltzontin, una comunidad ubicada en Michoacán que impide el traslado de mercancías desde el puerto de Lázaro Cárdenas, uno de los más importantes en el país, hacia la Ciudad de México y la zona del Bajío.

Al cierre de esta edición, el bloqueo se mantenía, afectando a 35 trenes con 12 mil contendores con productos de exportación que no pueden circular en una semana.

“Los bloqueos provocan que no se pueda tener certeza de la operación y programación de trenes, además de generar gastos incuantificables. Es difícil calcular las pérdidas económicas, ya que son diferentes las industrias afectadas por los bloqueos”, refirió a El Financiero Óscar del Cueto, presidente de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF).

El pasado miércoles, diversas cámaras de comercio publicaron un desplegado en varios medios impresos en los que hicieron un llamado al gobierno federal y a los de Chihuahua y Michoacán, para solucionar los conflictos que mantienen bloqueados desde hace más de 50 días las vías férreas de la entidad que gobierna Javier Corral y por más de 12 días las de estado que encabeza Silvano Aureoles.

Las afectaciones a la cadena de suministro afectan a diferentes industrias como la acerera, la automotriz, la cementera e incluso a Pemex.

“Es difícil calcular las pérdidas económicas, ya que son diferentes las industrias afectadas por los bloqueos (…), por lo que las afectaciones no sólo son a la industria ferrocarrilera”, agregó del Cueto

Según datos de la industria ferroviaria, el bloqueo del paso del tren les cuesta a las concesionarias entre 30 y 50 millones de pesos diarios, esto sin contar los daños económicos a las industrias que no reciben sus insumos en tiempo para poder transformarlos, como en el caso de la industria automotriz.

Las irrupciones en las vías también generan una saturación en los puertos, pues los contenedores no pueden salir de la zona de recepción debido a que los trenes se encuentran impedidos en el paso.

Tan sólo en la última semana de bloqueo en Michoacán, la afectación al transporte intermodal desde el puerto de Lázaro Cárdenas suma más de 2 mil 800 contenedores, de los cuales mil 75 están pendientes de carga y el resto son contenedores ya cargados sin poder salir del puerto, uno de los más importantes del país.

El número de días de bloqueos de 2020 contrasta con lo registrado en periodos anteriores. Por ejemplo, entre 2016 y 2019, la Agencia Mexicana de Agentes Navieros (AMANAC) contabilizó 146 días de obstrucciones, lo que les costó a las compañías ferroviarias, logísticas y de productos más de 7 mil 586 millones de pesos.

Entre las entidades que sufren el bloqueo de vías se encuentra Puebla, que al inicio del año vivió una interrupción en el paso del ferrocarril en la comunidad de Grajales.

Michoacán es otro de los estados que registra varios bloqueos en lo que va del año, al igual que Sonora, en donde se reportan pérdidas por más de 75 millones de pesos.

La liberación de las vías es otro de los problemas que enfrentan las ferrocarrileras, al no diseñarse un mecanismo para saber qué orden de gobierno, federal o local, debe atender cuando se realizan manifestaciones en las vías.

El presidente de la AMF destacó la relevancia de garantizar el Estado de Derecho a las empresas como Ferromex, Ferrosur y Kansas City Southern de México, las principales concesionarias ferroviarias del país.

“Las concesionarias piden que se haga valer el Estado de Derecho y que los acuerdos se hagan sin afectar al tren y a los productos que se transportan por este medio”, solicitó del Cueto.

Publicidad