(SPI / Kaleydoscopio).- Las cifras son dramáticas, pero a la vez alentadoras, el sarampión causó 90,000 fallecimientos en 2016, lo que representa una disminución de 84% respecto a las más de 550,000 provocadas por la enfermedad en 2000.

Este es el primer año en que esta cifra es inferior a 100,000.

El especialista Robert Linkins, de la Iniciativa de Lucha contra el Sarampión y la Rubéola, señala:

“Salvar un promedio de 1.3 millones de vidas al año gracias a la vacunación contra el sarampión es un éxito extraordinario que nos permite confiar en que es posible, e incluso probable, que podamos asistir en nuestra vida a la erradicación de esta enfermedad”.

La Iniciativa de Lucha contra el Sarampión y la Rubéola es una alianza firmada en 2001 entre la Cruz Roja de Estados Unidos, los centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de este mismo país, la Fundación para las Naciones Unidas, el UNICEF y la OMS.

Según los cálculos, desde 2000 se han administrado a los niños 5,500 millones de vacunas antisarampión mediante los servicios de inmunización sistemática y las campañas masivas de vacunación, gracias a lo cual se han salvado alrededor de 20.4 millones de vidas.

Publicidad