El secretario de Educación en Michoacán, Alberto Frutis Solís, cesó este viernes a Corina Erika Guía, empleada del departamento de capacitación de la dependencia, por dedicarse a la venta de plazas de maestros en el estado.

El proceso inició en contra de la funcionaria cuando un grupo de más de 50 personas la denunciaron porque vendió plazas que nunca fueron entregadas.

Los afectados denunciaron que pagaron por cada plazas entre 200 y 300 mil pesos, empero “nunca recibimos las asignaciones correspondiente de las claves”.

Por ello, dijeron que acudieron a la Fiscalía General del Estado (FGE) para acusar a Corina Erika por los presuntos delitos de fraude y abuso de confianza.

Por otra parte, Frutis Solís agregó que en los últimos meses se ha venido trabajando para desmantelar a una red de personas que se dedica a la venta de claves del sector educativo.

Además, el funcionario estatal subrayó que “el combate contra la corrupción continuará y llegará hasta las últimas consecuencias, pues seguirán las sanciones en contra de quien violente la norma”.

También formuló un llamado a la ciudadanía a no dejarse engañar por “vivales” que engañan con la venta ilegal de plazas del sector educativo.

Publicidad