En el norte del estado de Quintana Roo, grupos ambientalistas y autoridades estatales comenzaron a instalar las barreras de contención para desviar el sargazo.

Se trata de barreras antisargazo, instaladas por investigadores mexicanos, con anclajes y materia prima que no daña el medio ambiente.

Anuncios

Es de muelle a muelle, es un kilómetro 200, se van a dejar los canales de navegación, se utiliza una embarcación menor para extraerlo”, indicó Dagoberto Ruiz, del grupo Dakatso.

Se trata de un cuadrante de 300 metros de ancho y 100 metros de largo. Hacia abajo, cada barrera mide 50 centímetros para evitar que el sargazo llegue a la costa.

La barrera desviará el sargazo hacía puntos de extracción. En la orilla, el sargazo es succionado por aspiradoras que llevan el sargazo hacia un camión que lo transportará a rellenos sanitarios o depósitos donde no se filtren al subsuelo.

Las autoridades ya no consideran a la acumulación de sargazo como un fenómeno atípico.

Podemos considerarlo como una plaga y esto es producto de la cantidad de nutrientes orgánicos que están en el mar”, señaló Alfredo Arellano, secretario de Ecología y Medio Ambiente de Quintana Roo.

Publicidad