Las sobrecargos del vuelo AM2431 de Aeroméxico que se accidentó en Durango, fueron recibidas entre aplausos y palabras de agradecimiento, luego de apoyar a la tripulación y pasajeros durante el incidente donde no hubo fallecidos.

En las imágenes se ve a las dos aeromozas: Brenda Zavala Gómez y Samantha Hernández Huerta, siendo recibidas por personal de la aerolínea Aeroméxico, la primera porta un collarín en su cuello y ambas se muestran conmovidas.

“A nombre de todos los trabajadores de grupo Aeroméxico les damos sobre todo las gracias por su profesionalismo y por su valor, son un ejemplo para todos. ¡Muchas gracias! Bienvenidas”.

El avión transportaba a 103 personas, entre pasajeros y tripulación, solo estuvo unos instantes en el aire cuando se precipitó en el aeropuerto Internacional Guadalupe Victoria en la ciudad de Durango.

El accidente dejó dos heridos de gravedad, entre ellos el piloto y una niña.

Publicidad