Fuertes réplicas continúan registrándose en Puerto Rico después del último sismo de magnitud 5,2 que volvió a encender las alarmas en la isla caribeña tras el terremoto del pasado martes que provocó un muerto, cientos de viviendas con daños.

La Red Sísmica de Puerto Rico informó de que a las 22.50 hora local del viernes (02.50 del sábado) se registró una réplica de magnitud 4,8 a 4 kilómetros de profundidad.

El sismo se situó a 7 kilómetros al sur del municipio de Guayanilla, 11 kilómetros al sureste de Yauco y 21 kilómetros al suroeste de Ponce. No hubo aviso, advertencia o vigilancia de tsunami para Puerto Rico e Islas Vírgenes.

Ese sismo fue seguido a las 23.31 hora local del viernes (3.31 GMT del sábado) por otra réplica de magnitud 3,6. La última de las réplicas se produjo a las 00.08 hora local del sábado (4.08 GMT) con una magnitud de 4.

Hasta el momento, se han reportado 34 sismos en las últimas 24 horas, con magnitudes que oscilan entre 2.5 y 5.9, de acuerdo con USGS.

Ninguna de las réplicas de las últimas horas provocaron daños de consideración, aunque sí un incremento de la inquietud entre la población, en especial entre las miles de personas que desde el martes viven en las calles temerosas de que nuevos temblores derrumben sus casas o los polideportivos donde están refugiados.

El principal temblor del viernes, de magnitud 5,2, que se sintió en todo Puerto Rico, provocó temor ante la incertidumbre de la vuelta de la actividad sísmica.

La población mostró a través de las redes sociales el resultado del último temblor, como algunos postes de la luz caídos y leves daños en muros.

El director de la Red Sísmica, Víctor Huérfano, pidió a la ciudadanía no bajar la guardia ante la posibilidad de nuevos temblores.

Publicidad