El gobierno mexicano anunció que corregirá la cifra oficial de muertes al admitir lo que para muchos especialistas era algo más que evidente, que la cifra de decesos podrían ser varias veces más alta que lo contabilizado hasta ahora debido a la pandemia de coronavirus.

El último recuento oficial admite la existencia de 252 mil 165 contagios y 30 mil 366 muertos, pero el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell, anticipó que las víctimas podrían ser muchas más y prometió dar a conocer los números reales.

López-Gatell indicó que por medio de las cédulas de defunción se corregirán las cifras de muertes por Covid-19 en el país. “La cantidad de personas fallecidas por Covid podría ser mayor, se habla de tres veces más de las que presentamos aquí cada noche, pero se ha dicho varias veces”, dijo el funcionario.

El rostro visible de la respuesta de las autoridades mexicanas contra la peste, señaló el viernes en una entrevista al diario estadounidense The New York Times que en la capital hubo tres veces más decesos entre marzo y mayo en la Ciudad de México, la “zona cero” de la pandemia.

A su juicio, el subregistro obedece a que muchos pacientes de Covid “no fueron diagnosticados y murieron en su casa o incluso en el transporte público”, por lo cual indicó que se “inició un proceso para identificar el número de muertes” a partir de las actas de defunción.

“Todos los casos de personas que tienen causa de muerte que sugiere que pueda ser Covid, probable Covid, Covid a secas, neumonía o neumonía atípica” serán reevaluadas, afirmó.

“Los que resulten compatibles con muerte por Covid entrarán a la estadística”, indicó el portavoz, blanco de críticas constantes por sus fallidos pronósticos sobre el fin de la pandemia, aunque otros lo defienden por su coherencia discursiva.

López-Gatell desmintió que intente ocultar información, pero dijo en tono pedagógico que por ahora “no es posible tener cifras específicas de la epidemia en México”, por cuanto es algo que “no se puede medir” por ahora en forma pormenorizada.

También rechazó la comparación con otros países y los titulares de los diarios donde se asegura que México ya rebasó a otros países en contagios esta semana, recordando que “donde hay más población hay más posibilidad de que haya más eventos”.

Te puede interesar: Hay subregistro en números de contagios por COVID-19 en México, admite López-Gatell

Los principales medios dieron a conocer que después de rebasar a Italia, México ahora superó a Francia por cifra de infecciones, lo que provocó que el presidente López Obrador, en su mensaje dominical, tildará de “amarillistas” a los medios de comunicación que han ido presentando y comparando las cifras y datos duros de la pandemia.

Recordó que el sistema de salud de México sufrió “un abandono” en las últimas tres décadas y que la alimentación de la gente se basa en “productos industriales con altos contenidos de azúcares, aditivos, sal y grasas saturadas que complican” el Covid-19.

El portavoz para la pandemia desestimó las comparaciones que se suelen hacer en términos de mortalidad y ocurrencia de casos entre países, puesto que “cada nación tiene diferentes factores”.

“Contar casos y comparar países con poblaciones diferentes es un error metodológico, porque donde hay más población existe la posibilidad de un mayor número de eventos”, expuso.

El ex secretario de Salud, Julio Frenk ha acusado al gobierno de México de “subestimar gravemente” el número de casos y muertes por Covid-19 y ha dicho que los números “podrían ser mucho mayores”.

Frenk, presidente de la Universidad de Miami, Estados Unidos, expuso que la falta de información sobre la incidencia real de la pandemia “se debe a que casi no se han hecho pruebas en el país”, pues la vigilancia se basa en el viejo modelo “Centinela”, basado en una especie de encuesta que tiene “fallas metodológicas”.

Para el especialista hay una incertidumbre enorme que está deteniendo la eficacia, porque no sabemos dónde están los focos rojos realmente en el país, dada está reticencia inexplicable para mí de hacer más pruebas”.

En su opinión, México “está literalmente entre los últimos lugares, en América Latina, en materia de pruebas denominadas PCR o de diagnóstico, obviamente en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Economíco (OCDE).

Frenk indicó que no hay un indicio adecuado de la tasa de letalidad porque ésta se calcula con base en el número de muertes sobre el número de casos y se desconoce el número real de casos.

Publicidad