El Presidente, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que las críticas a la investigación del caso Bartlett son las reacciones por las medidas de recuperación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que igual que todo el gobierno estaba secuestrada por un grupo de “rufianes”.

Al dar por cerrado el caso por los señalamientos en contra de Manuel Bartlett Díaz, por la poca claridad en el origen de sus bienes, el mandatario aseguró que “es suficiente con la investigación” de la Secretaría de la Función Pública (SFP) y agregó que su titular Irma Eréndira Sandoval, “es una mujer que no sería capaz de tapar un acto de corrupción”.

López Obrador agregó que al comparar a la SFP con Virgilio Andrade, “el que hizo la investigación de la Casa Blanca” de Enrique Peña Nieto, es incurre en un exceso, pero es la reacción del “conservadurismo que a como desquiciado” por la investigación contra Genaro García Luna, quien dijo, está involucrado con el narco.

Incluso refirió que con el caso Garcia Luna estamos ante el fracaso rotundo del modelo neoliberal y a pesar de ello los conservadores no han sido capaces de la autocrítica ni de ofrecer disculpas por las críticas a su gobierno.

Publicidad