El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que se decidió evitar que se inundara Villahermosa, lo que provocó afectaciones en las comunidades indígenas chontales de Nacajuca y Centla, pero justificó que “se tenía que tomar una decisión”.

Acompañado por el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López; los secretarios de Marina y de la Defensa Nacional, así como por la titular de Protección Civil, explicó que se cerró la compuerta del río Carrizal, que pasa por Villahermosa, y “toda el agua de la presa” siguió por el río Samaria, afectando a las mencionadas regiones.

Indicó que toda el agua siguió por el río Samaria, “tuvimos que optar entre inconvenientes no inundar Villahermosa; se perjudicó a Nacajuca y la zona chontal, los más pobres, pero teníamos que tomar una decisión”.

Aun así, defendió que “donde vive la mayoría de la gente de Tabasco se evitó una inundación mayor”, en referencia a la capital tabasqueña, donde habitan 857 mil personas.

Estamos ayudando abajo donde vive la gente de Tabasco, se evitó una inundación mayor, la compuerta tenía 13 años que no se cerraba, no se había terminado de construir ahora llovió más que en 2007 y Villahermosa no se inundó como en ese entonces”, remarcó.

El mandatario aseguró además que la situación en la presa Peñitas mejoró, pues disminuyó el desfogue y con ello las inundaciones.

Ya es diferente la situación, ha bajado mucho el nivel. Hace una semana se estaba sacando hasta dos mil 100 metros cúbicos por segundo; ahora el desfogue es de mil 200 metros cúbicos por segundo, eso significa menos agua para la planicie de Tabasco, menos inundación”, aseguró el mandatario mientras sobrevolaba el área.

López Obrador viajó por segundo fin de semana consecutivo a Tabasco para supervisar las tareas de apoyo a los damnificados y visitó, entre otros lugares, Tepetitán, su aldea natal.

El sábado en conferencia de prensa mostró preocupación por el avance en el mar Caribe del huracán Iota.

Hay un pronóstico de una nueva tormenta, de un nuevo huracán, que se está formando. Ojalá y no nos afecte”, expresó el mandatario.

López Obrador aseguró que no viaja a la región solo para tomarse “la foto” ayudando a los afectados.

Publicidad