Tres sucesos durante la administración de Andrés Manuel López Obrador han significado un gasto millonario del erario. Se trata de su toma de posesión, el asilo de Evo Morales y el primer viaje del secretario de Relaciones Exteriores que realizó de manera oficial.

Para la toma de protesta del mandatario, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) reservó 361 habitaciones en los nueve hoteles más lujosos de la Ciudad de México, entre los que destaca Four Seasons, Presidente Intercontinental, St Regis y el Hilton. Todos ellos ubicados sobre la avenida Reforma y una de las zonas más exclusivas de la capital.

Una solicitud de información hecha por Excelsior reveló que en total hubo 343 invitados internacionales, de los cuales 124 vivían en México, por lo que a ellos no se les cubrió el hospedaje. Sin embargo, se les dio alojamiento a 219 invitados, quienes viajaron exclusivamente a la toma de protesta del tabasqueño. Los huéspedes incluían 17 jefes de Estado, personal de apoyo administrativo y de seguridad.

Además de los cuartos del hotel, el gobierno proporcionó un servicio de cafetería y de comida en Palacio Nacional y que tuvo un costo de 41 millones 18 mil 470.18 pesos. En tal ocasión se sirvió una ensalada de calabazas criollas en cama de pipián, una crema de huitlacoche y de plato fuerte se comió costilla en salsa de axiote con esquites y molote de plátano. A ello se sumó el postre, que consistió en dulce de zapote negro con nieve de mandarina y dulce de calabaza de Castilla con crema montada de vainilla y garapiñados.

Entre los invitados destacaron Iván Duque, mandatario de Colombia; Nicolás Maduro, de Venezuela; Jimmy Morales, de Guatemala; Martín Vizcarra, de Perú; y el Rey de España, Felipe VI.

Evo Morales en México

La operación que trajo a Evo Morales, ex presidente de Bolivia, a México el 12 de noviembre, costó casi 2 millones de pesos mexicanos (unos 106.000 dólares), informó en su momento la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

La tripulación que viajaba a bordo de la aeronave Gulfstream, modelo G550 con matrícula XC-LOK y número de registro FAM3916, tuvo que recargar turbosina en los aeropuertos internacionales en Lima, Perú; Asunción, Paraguay; y Ciudad de México, luego de un recorrido de más de 12 horas. El monto total fue de un millón 395 mil 174 pesos.

Además, tuvieron que pagar servicios por aterrizar en las dos ciudades sudamericanas, lo que representó un gasto de 476 mil 522 millones de pesos. En total, la institución destinó un millón 871 mil 696 pesos en el apoyo brindado a Evo Morales, ex mandatario que dejó el país para trasladarse a Argentina el pasado 6 de diciembre.

Así lo reveló la propia institución tras una solicitud de transparencia interpuesta por una ciudadana y cuya respuesta, con folio 0000700347019, detalla que por los servicios aeroportuarios en Perú y Paraguay se gastaron 476 mil 522.60 pesos.

En total, el traslado de Evo Morales costó un millón 871 mil 696 pesos.

Marcelo Ebrard en su primer viaje oficial

El primer viaje oficial que realizó Ebrard como canciller fue a Marrakech, Marruecos, del 8 al 12 de diciembre del 2018, donde participó en el Foro Internacional sobre Migración y Desarrollo y en la Conferencia Intergubernamental para adoptar el Pacto Mundial para la Migración segura, ordenada y regular.

Al respecto, la solicitud de información UDT-0825/2019 precisó que en este primer viaje, el costo del vuelo fue de 160 mil 123 pesos, pues el funcionario viajó en clase ejecutiva. En cuanto al hospedaje, que fue del 9 al 11 de diciembre, Ebrard se quedó en un hotel cinco estrellas. Se trata de Sofitel Marrakech Lounge and Spa, uno de los hoteles más lujosos de la ciudad de Marruecos, el cual tuvo un costo de mil 817 euros, es decir, de casi 38,000 pesos.

El hotel cuenta con gimnasio, un centro de spa, una sauna, prácticas de golf y tenis, además de tratamientos faciales y un baño de vapor turco.

Este ha sido el primero de doce viajes internacionales que el canciller ha realizado durante la administración de López Obrador. Entre los destinos que ha frecuentado resalta Estados Unidos, Argentina, Roma, Cuba, Japón y China.

A pesar de estos numerosos viajes, a finales de mayo Ebrard rechazó tener pleno permiso para realizar cualquier viaje. “Tenemos que pedir permiso”, le dijo a un medio nacional tras su participación en el foro Impulsando el Potencial Económico de México.

Publicidad