A unas horas de que se determine la sanción a la que se podría hacer acreedor el gobernador de Veracruz, Javier Duarte; el líder nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, denunció una campaña en su contra, derivado de las acciones emprendidas para combatir la corrupción y la impunidad, con las cuales se están afectando muchos intereses.

En un video de tres minutos difundido en las redes sociales, el político michoacano justificó la liquidación por más de un millón 700 mil pesos que recibió tras su renuncia como director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“En política no hay casualidades. Lo hacen justo un día antes, de que la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI, sesione para revisar la actuación de diversos militantes del partido, señalados por actos de corrupción.

Quiero que sepan que como yo, los diversos directores anteriores a mi encargo en la Comisión Federal de Electricidad, recibieron un finiquito conforme a lo que marca la ley y los manuales internos de la empresa, que llevan vigentes más de 15 años. Lo digo de frente y con toda claridad: no recibí trato preferencial alguno”.

Ochoa Reza retó a quienes filtran documentos para tratar de detenerlo, a debatir sobre cómo se van a resolver los problemas de corrupción e impunidad.

“Sé que hay muchos intereses de por medio que estamos afectando y a muchos políticos que van a intentar detenernos. Aquí estoy y les digo de frente: el que nada debe, nada teme.

A los que tratan de detenernos les digo que: en lugar de filtrar documentos para contar una historia falsa, los reto a que den la cara y debatamos sobre cómo vamos a resolver los problemas de corrupción e impunidad. Por el bien de México, no nos vamos a detener, ni nos vamos a dejar intimidar”.

Enrique Ochoa puntualizó que en el PRI seguirán combatiendo la corrupción y la impunidad de todos los partidos políticos sin ningún distingo.

Fuente MVS

Publicidad