Nashieli Ramírez, titular de CDHCM, refirió que tras el nombramiento de Rosario Piedra Ibarra, el siguiente paso debe ser encontrar los mecanismos para fortalecer el sistema.

La titular de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM), Nashieli Ramírez Hernández, afirmó que el proceso para designar a Rosario Piedra Ibarra como presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) propició un debilitamiento del sistema no jurisdiccional de protección de los derechos de la ciudadanía.

En entrevista con MVS Noticias, la ombudsperson capitalina aseveró que los efectos del proceso de designación no solo afectan a los actores que estuvieron involucrados, ya que la labor de quienes trabajan desde el Estado en la defensa de los derechos humanos, también queda cuestionada.

Ante ello, refirió que tras el nombramiento de Rosario Piedra Ibarra, el siguiente paso debe ser encontrar los mecanismos para fortalecer el sistema.

“Todo eso ha derivado en un debilitamiento de la visión de lo que es el sistema no jurisdiccional y entonces lo que nos ocupa y nos preocupa es cómo no dejamos que esto prospere, sino al contrario cómo hacemos para que el sistema siga siendo un sistema fuerte que aporte a la vida, no nada más a la vida democrática, sino sobre todo al trabajo que hay alrededor de las víctimas y es lo que nosotros tenemos como deber”.

Sin mencionar si se le da el voto de confianza a Rosario Piedra, Nashieli Ramírez destacó que al igual que ella, los 32 ombudsperson deben estar fortalecidos para sacar adelante el sistema no jurisdiccional.

Publicidad