El Gobierno de México, mediante la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), desmanteló una red de trata de mujeres por lo cual se giraron cinco órdenes de aprehensión y se bloquearon las cuentas bancarias de siete personas.

Durante la conferencia matutina desde Palacio Nacional, Santiago Nieto, titular de la UIF, informó que las mujeres eran obligadas a mantener hasta 30 relaciones sexuales al día y entregar a los tratantes casi la totalidad del dinero que recibían por esta actividad.

La UIF dio seguimiento a los presuntos responsables de trata de personas mediante sus transacciones bancarias, por lo que pudieron ser localizados.

Anuncios

Santiago Nieto indicó que uno de los implicados se dedicaba a realizar los depósitos a otro y ese tercero lo ingresaba al sistema financiero mediante la compra de inmuebles.

De esta operación se lograron bloquear cuentas por las cantidades de 52 millones, otra más de 53 millones y una más de 6 millones de dólares.

Publicidad