El ex director de Pemex, Emilio “N”, gozará de libertad condicional cuando sea dado de alta del Hospital Ángeles del Pedregal.

Y es que tras ser procesado en el caso Odebrecht por delitos de lavado de dinero, asociación delictuosa y cohecho, a pedido de la Fiscalía General de la República (FGR), un juez fijó prácticamente las mismas medidas cautelares del día anterior en el proceso Agronitrogenados.

El juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, Juan Carlos Ramírez Benítez, impuso a Emilio “N” la colocación de un brazalete electrónico, la prohibición de salir del país, la Ciudad de México y su área conurbada, además de la entrega de su pasaporte.

Instruyó también la vigilancia permanente de la Policía Federal Ministerial, pero sólo mientras se encuentre en el hospital, y presentarse cada 15 días en la Unidad de Medidas Cautelares, una vez que sea dado de alta.

“Por tanto, única y exclusivamente por cuanto hace a esta causa penal decreto la libertad condicional del señor imputado, atendiendo a las medidas cautelares impuestas, sin perjuicio de que pueda ser privado de este derecho con motivo de la existencia de alguna otra causa del orden federal o del fuero común”, indicó el juez.

Te puede interesar. Caso Lozoya: Quiénes son los funcionarios señalados y cuáles eran sus puestos

La única disposición diferente a la impuesta el martes es que la restricción de viajar fuera del país ahora se reduce a no abandonar el Valle de México.

Esto implica que, cuando el ex director de Pemex abandone el Hospital Ángeles del Pedregal, el ex funcionario tendrá libertad de movilidad en la ciudad, sin ninguna otra restricción que el monitoreo remoto a través del dispositivo electrónico.

Previo a que el juez acordara lo anterior, la defensa informó en la audiencia que desde este mediodía Emilio “N” entregó su pasaporte y la visa de Estados Unidos, como parte de las medidas cautelares que ya le habían sido impuestas desde el martes por el caso Agronitrogenados.

El juez también fijó un plazo de 6 meses para la investigación complementaria, mismo que fenece el 31 de enero de 2021, periodo en el que tanto Emilio “N” como la FGR en teoría deberán reunir los datos de prueba respectivos.

Publicidad