Claudia Salazar y Martha Martínez/Agencia Reforma

Los diputados federales se encaminan a la reelección en 2021 sin ninguna regla y con una bolsa discrecional garantizada por 400 millones de pesos que otorga la Cámara de Diputados. 

Por medio del rubro de subvenciones, que es la partida más opaca del Poder Legislativo, y que es administrada por los coordinadores parlamentarios, cada mes las bancadas reciben 49.3 millones de pesos y, de ese total, Morena obtiene 21.4 millones de pesos. 

El monto de 400 millones sale de la bolsa que recibirán las bancadas de noviembre a junio de 2021. 

Al no pedir licencia, cada uno de los legisladores podrá tener acceso a ese fondo, con el cual “se apoya a los diputados en sus gastos” y que está a discreción de los coordinadores parlamentarios. 

Además, cada uno de los diputados que no pida licencia, y que vaya por la reelección, seguirá disfrutando de los 75 mil pesos mensuales de apoyos legislativos y de otros 50 mil pesos, en promedio, para transporte aéreo. 

A la fecha, las subvenciones no han podido ser revisadas por la Auditoría Superior, ante la negativa de los grupos parlamentarios a aclarar el destino del dinero. 

El proyecto de lineamientos del Instituto Nacional Electoral sobre la reelección legislativa plantea que los diputados soliciten licencia, si consideran competir por la reelección, y que dejen de recibir los apoyos legislativos desde el momento en que manifiesten su intención de ser candidatos. 

Pero los partidos resistieron ese acuerdo y quieren dejar su curul hasta el 30 de abril, prácticamente un mes antes de las elecciones. 

El miércoles, el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, dijo que los diputados de Morena han hecho un buen trabajo y han demostrado su lealtad a la 4T y al Presidente de la República, por lo que los invitó a que busquen la reelección.

Publicidad