El impacto económico de la violencia en México aumentó 10 por ciento en 2018, año en el que Baja California se convirtió, por primera vez, en la entidad menos pacífica del país, sostiene el informe anual del Instituto para la Economía y la Paz (IEP), según el cual, el nivel de paz se deterioró a nivel nacional en 4.9 por ciento.

El Índice de Paz México 2019, que desde hace seis años elabora el IEP, sostiene que el costo de la violencia alcanzó el año pasado los 5.16 mil millones de pesos, lo que equivale a 24 por ciento del PIB nacional o a 41 mil 181 pesos per cápita, más de cinco veces el salario mensual promedio de un trabajador mexicano.

El indicador que más contribuyó al impacto económico de la violencia fue el de homicidio, cuya tasa aumentó 14 por ciento, superando las 27 muertes por cada 100 mil personas, el nivel más alto registrado. Es el tercer año que el nivel de paz cae, de acuerdo con el informe.

También escalaron los delitos con violencia, 25 por ciento de 2015 a 2018, la tasa de crímenes de la delincuencia organizada, 11.6 por ciento, así como los casos de extorsión y narcomenudeo.

Baja California es ahora el estado menos pacífico de México, superando a Guerrero, Colima, Quintana Roo y Chihuahua, que conforman la lista de los cinco estados más violentos.

  • El índice revela que 2018 fue el año más violento que se haya registrado.
  • El nivel de paz en México se deterioró 4.9 por ciento, lo que constituye el tercer año consecutivo a la baja.
  • La tasa nacional de homicidios se incrementó 14 por ciento en 2018.
  • El 69.4 por ciento de los homicidios se cometieron con un arma de fuego.
  • La tasa de crímenes de la delincuencia organizada se elevó 11.6 por ciento.
  • El gasto de México en su sistema de justicia es la mitad del promedio de la OCDE, en tanto que 97 por ciento de los delitos quedan impunes.
  • Yucatán sigue siendo el estado más pacífico de México, seguido de Campeche, Tlaxcala, Chiapas e Hidalgo.
  • Guanajuato registró la calificación general con el mayor deterioro, luego de que en 2018 mostró un incremento de 127 por ciento en la tasa de homicidios.
  • Baja California Sur tuvo la calificación con mayor mejora, ya que redujo su tasa de homicidios en 76 por ciento, al pasar de 105 a 26 por cada 100 mil habitantes.
Publicidad