El avión de Air Canada con problemas en una de las ruedas y en uno de los motores ha aterrizado esta tarde en el aeropuerto de Barajas tras cinco horas dando vueltas por el sur de Madrid. La aeronave, que tenía problemas en uno de los motores porque ahí se alojaron los restos del neumático dañado, despegó a las 14.30 y estuvo quemando combustible para poder efectuar el aterrizaje de emergencia. 

El avión, un Boeing 767-300 del vuelo Air Canada AC837 con 128 pasajeros a bordo, tenía como destino Toronto. Uno de los pasajeros ha explicado a EL PAÍS que ha temblado todo en el momento del aterrizaje. Enaire, el organismo encargado del control aéreo, ha habilitado junto con el aeropuerto una pista en el aeródromo madrileño para que el avión dañado pudiera aterrizar.


Publicidad