Dámaso López, alias “El Licenciado, hombre que lideró el Cártel de Sinaloa cuando Joaquín “El Chapo” Guzmán fue encarcelado y quien testificó también en su contra, habló desde su confinamiento en una prisión estatal en Virgina, en Estados Unidos, para enviarle un mensaje al actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

A finales de enero, López se dio a conocer ante el mundo como el nuevo judas de “El Chapo”, luego de que accediera a testificar en su contra en el juicio de Brooklyn contando sangrientos asesinatos a rivales que eran perpetrados por ahora también ex líder del cártel de Sinaloa. Esto, solo para reducir su sentencia.

A pesar de esto, el periódico Milenio, consiguió que el narcotraficante aceptara contestar una serie de preguntas desde la prisión. A pesar de que no contestó el cuestionario completo, el reo se encargó de abordar el tema de la corrupción en México refiriéndose así al actual mandatario mexicano.

“Tras haber testificado contra quien fuera uno de sus compañeros de delito más cercanos, el hombre de 52 dijo que quería “de todo corazón aportar experiencias para salvar a nuevas generaciones que pudieran ser víctimas de este problema (el narcotráfico)”

Entre pregunta y pregunta, el ex líder aseguró que el verdadero problema en México es el de la corrupción, provocada por la ingobernabilidad. Pronto pasó de lo general a lo particular al decir que ” A México le urge combatir la corrupción con hechos y no solo con discursos”. Finalmente, envío directa mente un mensaje al presidente de México, López Obrador.

“Usted tiene la oportunidad de ser el héroe que México estaba esperando (…) para lograrlo tiene que hacerlo con acciones que incomoden a muchos y olvidarse por un tiempo de aplausos, cambiarlos por la mano firme que ayuden a solucionar los problemas del país.”

Además hizo incapié en que la corrupción es la madre de los problemas a los que se enfrenta el gobierno mexicano.

“Creo que hay que sembrar la semilla para construir el México que queremos para nuestras familias”

Tras haber testificado en contra de “El Chapo”, las fiscalías de Virginia Y Washington en los Estados Unidos recomendaron que la sentencia de Dámaso López fuera reducida por su colaboración con las autoridades de ese país.

La Fiscalía de Nuevo León exhortó al ex líder del cártel de Sinaloa para que testificara en contra del ex secretario de Seguridad, Genaron García Luna, acusado de haber estado relacionado con la organización delictiva que fue liderada por “El Chapo” antes de que fuera encarcelado.

Las acusaciones a García Luna hacen referencia a la recepción de sobornos millonarios del cártel de Sinaloa. Sin embargo, el ex funcionario mexicano se encuentra pactando también con autoridades estadounidenses. El 21 de enero, el juez Brian Cogan, le dio un plazo de 30 días para que acreditara sus finanzas.

Dámaso López nació en El Dorado, Sinaloa, en 1966. Disfrutó de una vida privilegiada. su padre fue recaudador de impuestos, conoció a Joaquín “El chapo Guzmán” cuando era subdirector del penal federal de Puente Grande, en ese momento ya contaba con 33 años de edad.

En su libro “Los señores del narco”, la periodista Anabel Hernández afirma que Dámaso López, entonces de 33 años, llegó a la subdirección de Puente Grande, por amigos del Chapo y acompañado de un grupo de colaboradores a quienes llamaron “Los Sinaloas”. Desde ese momento se mantuvieron cercanos hasta que Guzmán Loera fue apresado y hoy en día se encuentra encarcelado.

Publicidad