Uno de los efectos sociales de la pandemia es el embarazo no planeado. El Consejo Nacional de Población prevé que este año habrá al menos 145 mil embarazos adicionales a los que habrían ocurrido sin el coronavirus.

“Me agarró de sorpresa, fue así como que difícil porque no estaba planificado nuevamente tener un hijo, porque mi hija ya tiene 13 años. Me hago mis estudios y ya tenía yo 4 meses de gestación y ya estábamos entrando en esto de la pandemia y todo eso”.

Te puede interesar: Covid-19 interrumpe educación de más del 70% de los jóvenes 

Estar embarazada en tiempos de coronavirus es un doble reto para Viviana. Lo más difícil ahora es acudir a una consulta médica sin contagiarse.

“Empezar a tomar citas, empezar a venir a los controles y todo eso estar embarazada en esta situación es muy difícil. Tenemos que estar con más cuidados de lo que es acostumbrado, el gel, el cubre bocas”, dijo.

De la mano de los más de 145 mil embarazos no planeados estimados por el Conapo para este año, también se presentarán mil 700 abortos inducidos, 200 muertes maternas y 2 mil 200 muertes neonatales.

“El hecho que se mantengan abiertos los servicios de salud sexual no significa que haya la misma afluencia, por el contrario, ha habido una reducción en la asistencia a los servicios, principalmente porque la gente está resguardada atendiendo las medidas preventivas”, refirió Gabriela Rodríguez, secretaria General del Conapo.

En los últimos meses, el COVID-19 se convirtió en la primera causa de muerte materna en México.

“El tema de la pandemia nos ha venido a correr una cortina y ver que México tiene que prepararse para dar la atención en otras modalidades. Hay que invertir en las unidades/para poder dar atención con telemedicina, ver la posibilidad de contar con personal que pueda llevar esos servicios, ya sea en estos momentos de pandemia a los propios domicilios, o bien esperemos que en el corto plazo, en donde se encuentra el grueso de la población adolescente que son las escuelas, los centros deportivos”, concluyó Yolanda Varela Chávez directora de Planificación Familiar del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva.

Publicidad