Uber verificó en Estados Unidos en todo 2018 unos 3.000 casos de agresiones sexuales durante sus viajes, con nueve personas asesinadas y 58 fallecidas a causa de accidentes de tránsito.

Estos datos estremecedores están contenidos en un esperado informe acerca de la seguridad puesto a punto por la empresa californiana que, sin embargo, subraya que los incidentes representan una fracción infinitesimal en relación al número de viajes en el país que alcanzó los 1.300 millones cada año.

“Son igualmente shockeantes y difíciles de digerir”, admitió Tony West, responsables legal de Uber.

En el bienio 2017-2018 las agresiones sexuales llegaron a 6.000, entre ellas, 235 estupros y miles entre molestias, abusos e intentos de violencia carnal.

Del informe de Uber se desprende cómo en dos años los accidentes de tránsito mortales llegaron a 97 y provocaron 107 víctimas. También se registraron 19 agresiones físicas mortales.

Es la primera vez que la empresa difunde estos datos tras las presiones ejercidas sobre Uber por instituciones y asociaciones para la defensa de los consumidores para que aumente el nivel de seguridad de quien o quienes utilizan esta App.

Publicidad