De enero a agosto del 2020 se atendieron en refugios a 4,848 mujeres y sus hijos e hijas por registrar algún tipo de violencia. En el caso de los Centros de Atención Externa, se recibió a 14,322 personas. El 23.4% de las usuarias tiene entre 18 y 24 años de edad, y 4.30% habla alguna lengua indígena.

“Todas las mujeres que han sido apoyadas en refugios han vivido violencia sicológica; nueve de cada diez violencia física; y seis de cada diez violencia sexual. La mayoría de los agresores tiene alguna relación de parentesco con la víctima. Una cuarta parte de las usuarias llegó al refugio o Centro de Atención Externa afectada por una violencia extrema que pudo culminar en un feminicidio”, expone el séptimo informe mensual del Grupo Interinstitucional de Estrategias contra las Violencias (GIEV), presentado este lunes.

El gobierno federal ha erogado de enero a agosto 561 millones 499,419 pesos en el Programa de Apoyo para Refugios Especializados para Mujeres Víctimas de Violencia de Género, sus Hijas e Hijos y el Programa de Apoyo a las Instancias de Mujeres en las Entidades Federativas (PAIMEF).

Te puede interesar: Sin incremento sustancial para protección a mujeres  

El informe del GIEV mostró la aplicación del Programa de Apoyo para Refugios Especializados para Mujeres, el cual opera 61 centros en 30 entidades del país.

Asimismo, se reportó que de enero a septiembre del 2020 se han atendido 1,174 reportes ciudadanos sobre violencia contra niñas, niños y adolescentes. Las principales causas: pornografía infantil, pedofilia, acoso a menores, amenazas, entre otros.

Específicamente por el tema de pornografía infantil se presentaron 44 denuncias ante las autoridades correspondientes y cinco agresores sexuales fueron detenidos, ocho víctimas fueron rescatadas y hay dos personas sentenciadas por ese delito.

El informe detalló que el año pasado, 63.2% de los casos de violencia contra las niñas, niños y adolescentes tuvieron como responsable a una persona con algún parentesco.

Llamadas al 911

El gobierno federal negó un aumento de la violencia contra las mujeres en el país durante los primeros ocho meses del 2020, aunque admitió un incremento de 45.7% en las llamadas al 911, así como de 8.4% en las órdenes de protección. Incluso, anunció que en Ciudad Juárez, Chihuahua, se prepara la emisión de la Alerta de Violencia de Género por el incremento de la violencia hacia las mujeres.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, encabezó la presentación del séptimo informe mensual del GIEV, el cual concluyó que “los datos de las instituciones encargadas de atender la violencia contra las mujeres hasta el momento no reportan de manera concluyente un aumento de este tipo de incidentes”.

No obstante, el grupo interinstitucional reconoció que “puede existir un aumento de la violencia que no haya sido registrado por las estadísticas, por lo que continuamos trabajando para disminuir y mitigar el riesgo, y avanzar hacia la erradicación de la violencia contra las mujeres”.

María Fabiola Alanís Sámano, titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), admitió que en el periodo enero–agosto del 2020 se observó un incremento de 1.4% en los feminicidios respecto del mismo periodo del 2019 (2,516 defunciones en el periodo del 2019 a 2,551 en el periodo del 2020).

Dijo, sin embargo, que en agosto del 2020 el número de muertes violentas de mujeres fue menor que en julio de este año, y menor en 12% respecto de agosto del 2019 (343 en el 2019 y 301 en el 2020).

Precisó que del 1 de abril al 30 de agosto (periodo de pandemia) se han atendido 15,152 víctimas de violencia, y destacó el caso del Estado de México donde se atendieron a 85 víctimas en abril, lo cual incrementó a 474 casos en junio y llegó a 835 en agosto. A nivel nacional, entre abril y agosto se presentó un incremento de 36.6 por ciento.

El informe presentado por la titular de Conavim admitió que las llamadas de emergencia al 911 relacionadas con incidentes de violencia contra las mujeres mostró una permanente tendencia al alza del 2016 al 2020.

En los primeros ocho meses del 2020 hubo un incremento de 45.7% en las llamadas de emergencia relacionadas con incidentes de violencia contra la mujer respecto del mismo periodo del 2019. Resaltó el caso de Ciudad Juárez, Chihuahua, donde en dicho periodo se registraron 1,747 llamadas por cada 100,000 habitantes, con un total de 33,499 llamadas.

Por ello, Alanís Sámano admitió que Ciudad Juárez es un lugar emblemático por la dimensión de la violencia contra las mujeres desde el caso denominado como Campo Algodonero. Por lo que se pronunció por la aplicación de la Alerta de Género en aquella ciudad fronteriza.

“Se cumplieron ya los plazos establecidos por el grupo de trabajo de investigación y ahorita ya estaríamos en condiciones de decretar la Alerta de Género”, expuso.

En tanto, el informe del GIEV resaltó que 11 entidades federativas concentran 97.3% de las órdenes de protección emitidas y reportadas al Banco Nacional de Datos e Información sobre Casos de Violencia contra las Mujeres (Banavim) en el 2020. Las órdenes emitidas fueron principalmente en Jalisco, Chihuahua, Zacatecas y Quintana Roo.

“La incidencia de órdenes de protección de tipo penal de enero a agosto de 2020 aumentó 8.4% respecto al mismo periodo de 2019, y 81.5% en comparación con 2018, en razón de las emisiones de medidas de protección que dictaron los órganos jurisdiccionales en favor de las mujeres víctimas de violencia en el ámbito familiar”, apuntó el informe.

Publicidad