El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegó este miércoles a la ciudad de El Paso, Texas, para reunirse con heridos del tiroteo registrado el fin de semana y que dejó un saldo de 22 muertos.

Hay protestas ante la visita del Jefe de la Casa Blanca y por su política por el libre uso de armas de fuego.

Luego del tiroteo, se dio a conocer que ocho de las víctimas mortales son mexicanas.

La visita del presidente estadounidense se proyecta complicada y la congresista demócrata por Texas, Verónica Escobar, aseguró que se mantendrá alejada de la visita.

A su arribo, decenas de manifestantes se congregaron para aportar su repudio a la visita de Trump.

Por su parte, Donald Trump agradeció en redes sociales a las personas que lo recibieron.

Con información de Excélsior

Publicidad