Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, confirmó que aproximadamente a las 11:00 h Evo Morales llegará al hangar de la Fuerza Aérea en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). 

Durante la conferencia de prensa del Andrés Manuel López Obrador, el canciller dijo que el mandatario boliviano tendrá que dar su versión de los hechos, pues no le corresponde a México dar las razones de su decisión.

“Por instrucciones del presidente voy a ir a recogerlo en cuanto llegue y él decidirá si quiere hablar con la prensa”, apuntó.

Dijo que por el momento no se revelará el lugar donde Evo Morales tendrá su residencia en México por cuestiones de seguridad, pero que él decidirá donde vivir.

Agregó que el Estado mexicano debe asegurar y garantizar la seguridad de Morales, y aseguró que el asilo no se puede revocar.

Explicó que la buena relación con Estados Unidos no debe basarse en la sumisión, sino en el respeto, por lo tanto no se espera ningún reclamo sobre la posición que el gobierno mexicano ha tomado sobre dicho asilo. Afirmó que no existe tensión, sino que solo son diferencias de pensamiento.

Ebrard detalló todos los problemas que sufrió el vuelo que traslada a Evo desde Bolivia a nuestro país.

Confirmó que el avión de la Fuerza Aérea Mexicana despegó a las 2:00 h rumbo a México. Los “periplos”, como él catalogó a las negociaciones diplomáticas, llevan a la aeronave a volar por aguas internacionales.

Detalló que la ruta autorizada para el avión de la Fuerza Aérea fue a través de Lima, Perú. Añadió que fue complicado conseguir la autorización de autoridades bolivianas para utilizar el espacio aéreo.

Afirmó que la negociación se logró con autoridades diplomáticas mexicanas y autoridades militares bolivianas. Explicó que el avión regresó a Perú, aunque no logró autorización para parar y cargar combustible en Lima.

El canciller agradeció al presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, por su gestión para conseguir el apoyo del gobierno de Paraguay para poder recalar en Asunción.

Indicó que aunque tenían los permisos para recalar en Guayaquil, Ecuador, las autoridades de Bolivia negaron el uso del espacio aéreo, pero lograron “conseguir milagrosamente” pasar por el espacio aéreo brasileño.

Adelantó que el vuelo transcurrirá en su mayoría en aguas internacionales, por lo que no se esperaría más contratiempos.

“México ha hecho muy bien en hacer eso (ofrecer asilo). Es un timbre que da orgullo… es una tradición que debemos mantener. Es prestigio para nuestro país”, aseveró.

Detalló que dos personas acompañan a Evo Morales y que será hasta que llegue el boliviano cuando se revele quiénes son.

Publicidad