La Fiscalía General de la República (FGR) entregó en extradición a autoridades de Estados Unidos a Luis Arellano Romero, considerado como uno de los líderes operativos del Cártel de Sinaloa y colaborador cercano de Joaquín “El Chapo” Guzmán e Ismael “El Mayo” Zambada.

De acuerdo con las investigaciones, Arellano Romero se encargaba de coordinar la importación y distribución de grandes cantidades de cocaína y marihuana de Ciudad Juárez, México a El Paso Texas, Estados Unidos, además de traficar con armas de fuego y coordinar el lavado de dinero de las ganancias obtenidas por su actividad criminal.

Es uno de los delincuentes mexicanos más buscados por la Agencia para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA).

Luis Arellano es requerido por una Corte Federal de Texas, por su probable responsabilidad en la comisión de los delitos de asociación delictuosa, delincuencia organizada, contra la salud, lavado de dinero y posesión de armas.

La entrega se realizó en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de Toluca, a los agentes del U.S. Marshals.

Publicidad