Juan Carlos Romero Hicks, coordinador de los diputados del PAN, anunció que buscarán que en el presupuesto federal para el próximo año, se destinen 20 mil millones de pesos para la compra anticipada de la vacuna del Covid-19, ya que el rubro no fue contemplado en la propuesta.

Comentó que con la reducción de varios rubros de salud, el Gobierno Federal no cuenta con alguna reserva para realizar su compra, ya que el dinero proveniente de los fideicomisos que había para utilizarlo en estas emergencias, “ya no existe al ser utilizado por el Gobierno para fines que desconocemos, pero que podemos adivinar en qué los empleó”.

Señaló que con esta omisión presupuestal, muestra que el Gobierno olvidó la deuda con los más de 73 mil muertos que ha dejado la pandemia en el país, “Cada persona tiene o tuvo nombre, rostro, corazón, domicilio y apellidos, una de estas lamentables historias derivadas de la pandemia estará presente en lo que resta del sexenio, recordando al gobierno que la tragedia se pudo mitigar si se gobernara sin cálculos políticos y dando cauce al disenso que busca corregir el rumbo y evitar la profundización de la emergencia”, manifestó.

Dijo que hay una ausencia de responsabilidad del Gobierno, que no ha resuelto los problemas de salud de la población, aún desde antes del brote de Covid-19 y cómo muestra, están los niños con cáncer y sus padres, reclamando medicamentos, los diabéticos y miles de enfermos de otros males que no encuentran una autoridad con capacidad para hacer su trabajo.

Te puede interesar: PAN llama al Gobierno Federal a ‘curarse del virus del odio’ y recuperar confianza de los mexicanos

Un foco más de alarma para los diputados federales es que no exista dinero suficiente para otras necesidades del sector salud, pues junto con el retiro de 40 mil millones de pesos del Fondo de Gastos Catastróficos, este gobierno volverá a hacer otro retiro por 33 mil millones de pesos del ahora llamado Fondo Nacional para el Bienestar y la Salud, advirtió Romero Hicks.

El líder de la bancada panista aseguró que en el paquete presupuestal, que está a consideración del Congreso de la Unión, se contempla un 3.4% de incremento para la vigilancia epidemiológica y para el control de comorbilidades, en particular, a los programas para la vacunación solamente se les incrementó 64 millones de pesos, con un fuerte rezago porque la población aumentó en 1.5 millones de habitantes.

Publicidad