Greenpeace expresó su preocupación por el último informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) que prevé a la temperatura media mundial anual por lo menos 1° Celsius (C) por encima de los niveles preindustriales (1850-1900) en cada uno de los próximos cinco años (2020-2024). Esto lleva a concluir que cada vez se hace más complejo cumplir los objetivos del Acuerdo de París sobre Cambio Climático, que apunta a impedir que la temperatura del planeta durante este siglo no se incremente más allá de 1,5°C.

“El informe de OMM va más allá y dice que existe un 20% de probabilidades de que en uno de los próximos cinco años se supere la temperatura en más de 1,5°C. Es decir, las alzas de temperaturas se están adelantando y el peligroso incremento de 1.5 grados es posible que se alcance antes del 2024”, comentó Mauricio Ceballos, vocero del área de campañas de Greenpeace.

Observó que la situación generada por la pandemia está lejos de poder ser una mejoría de alto impacto para el clima del planeta al recordar que las variables que han incrementado la temperatura tienen que ver con aspectos de larga data, como la presencia de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera, el cual es altamente extendido en el tiempo. “Las cuarentenas en el mundo no supondrán una disminución de las concentraciones atmosféricas de CO2 y que son las que han hecho subir la temperatura del planeta. Es evidente que la única forma de dar solución a esta emergencia climática es a través de acciones climáticas globales y compromisos ambiciosos de largo plazo”, expresó Ceballos.

Greenpeace destacó los datos claves del informe de la OMM: Es probable que la temperatura mundial anual supere por lo menos 1°C los niveles preindustriales (que corresponden a la media del período 1850-1900) en cada uno de los próximos cinco años, y es muy probable que ese aumento oscile entre 0,91 y 1,59 °C.

La probabilidad de que durante los próximos cinco años haya uno o varios meses con una temperatura por lo menos 1,5°C por encima de los niveles preindustriales es del 70%.

Es extremadamente improbable (3%) que la temperatura media de los cinco años correspondientes al período 2020-2024 supere en más de 1,5°C los niveles preindustriales.

Te puede interesar: Pide Greenpeace no creer en el “espejismo verde” creado por contingencia

En el período 2020-2024, es probable que la temperatura de prácticamente todas las regiones, salvo en partes de los océanos meridionales, sea más cálida que en el pasado reciente.

En el período 2020-2024, es probable que en las regiones situadas en latitudes altas y en el Sahel se produzca un aumento de la precipitación con respecto al pasado reciente, mientras que en las zonas septentrional y oriental de América del Sur es probable que las condiciones sean más secas.

En el período 2020-2024, las anomalías de la presión a nivel del mar sugieren que en la región septentrional del Atlántico Norte los vientos del oeste podrían intensificarse y ello podría suponer un incremento de la actividad tormentosa en Europa occidental.

En 2020, es probable que la temperatura de amplias zonas terrestres del hemisferio norte supere en más de 0,8°C el valor del pasado reciente (la media del período 1981-2010).

En 2020, es probable que el Ártico se haya calentado más del doble que la media mundial.

El cambio en la temperatura más pequeño se espera en los trópicos y en zonas de latitudes medias del hemisferio sur.

En 2020, es probable que en muchas partes de América del Sur, África meridional y Australia las condiciones sean más secas que en el pasado reciente.  

Publicidad