Un total de 24 mil soldados de la Guardia Nacional de Estados Unidos serán desplegados en Texas para ayudar en las tareas de emergencia, rescate y ayuda de los afectados de la tormenta tropical Harvey, informó este miércoles el gobernador, Greg Abbott.

El gobernador explicó en una rueda de prensa que en las próximas horas se doblará el número de miembros de la Guardia Nacional, en el estado sureño, que hasta esta mañana era de 12 mil.

El despliegue de más fuerzas de la Guardia Nacional tiene como fin ayudar a los equipos de rescate, que se ven superados por la gravedad de las inundaciones ocasionadas por el ciclón Harvey, sobre todo en la ciudad de Houston, que dejó al menos una veintena de muertos y decenas de miles de desplazados.

Así, 10 mil militares de otros estados y 2 mil de la guardia estatal que estaban destinados en otros países llegarán en las próximas horas para ayudar en las tareas de búsqueda y rescate de víctimas en la zona sureste de Texas, especialmente en la ciudad de Houston.

“Es el despliegue más grande en la historia de Texas por una catástrofe natural y seguramente el número seguirá creciendo en los próximos días”, indicó el mandatario.

Harvey, pese a haberse convertido en tormenta tropical después de llegar como un huracán de categoría 4 (de un máximo de 5), sigue arrojando fuertes lluvias sobre la costa central de Texas, que están causando “inundaciones catastróficas”.

Los 12 mil miembros de la Guardia Nacional desplegados hasta este miércoles se encuentran repartidos por 24 condados de la zona sureste de Texas, ayudando en las tareas de búsqueda y rescate y de abastecimiento de agua, comida y electricidad a los damnificados.

Estas fuerzas, según detalló Abbott, cuentan con un total de 600 vehículos de tierra, cien helicópteros y más de 300 embarcaciones para llegar a las zonas afectadas, una flota a las que se le añadirán 200 vehículos terrestres y 200 barcos más del Departamento de Defensa de Estados Unidos.

 

Publicidad