La Secretaría de Salud sostuvo que a partir de la actual evidencia del uso de la hidroxicloroquina en el tratamiento de pacientes con covid-19, su uso será restringido a protocolos y ensayos clínicos y no puede ser usado en población abierta.

Una día antes, a pregunta expresa sobre si el medicamento se suministrará a 20 mil pacientes ambulatorios, el director de Medicina del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, José Sifuentes, respondió que sí.

Te puede interesar: Ssa dará hidroxicloroquina a 20 mil pacientes con covid-19; Cofepris autoriza uso

​“Lo que hemos convenido con el secretario (de Salud, Jorge Alcocer) es distribuirlo en las instituciones de la coordinación de los Institutos Nacionales de Salud, hospitales regionales, hospitales de alta especialidad y con instituciones de seguridad social”.

En la nota publicada este sábado en MILENIO también se expuso que, de acuerdo con Sifuentes, los ensayos clínicos realizados hasta el momento han demostrado que la hidroxicloroquina disminuye la inflamación generalizada en personas contagiadas y se utilizaría en pacientes en fases tempranas de la enfermedad, por lo que tras “un acuerdo secretarial” en su administración se mantendría con una vigilancia cuidadosa.

“Y esto se puede hacer no solo con el seguimiento presencial, sino incluso con el seguimiento a través del teléfono, las videollamadas se puede hacer ese seguimiento cuidadoso de esos pacientes”, apuntó.

Este sábado, en una carta a MILENIO, el propio Sifuentes, rectificó: “No hay un tratamiento definitivo para el manejo del paciente con covid-19, ya que los medicamentos que se han propuesto, por sus posibles efectos son agentes antivirales, moduladores de la inflamación y de la respuesta inmune, anticoagulación profiláctica, transfusión de plasma hiperinmune y se hacen estudios para el desarrollo de vacunas”.

Sostuvo que “dentro de estas categorías, la hidroxicloroquina se utilizó en un principio por tener al menos alguno de estos mecanismos. Los resultados del empleo de la misma han sido contradictorios, algunos a favor y otros en contra, por ello hacen falta más estudios de investigación clínica al respecto”.

Explica que este medicamento “fue parte de una donación mundial de la industria farmacéutica al Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán. Su uso ante la evidencia actual no puede ser a la población abierta sino restringido a ensayos clínicos o a protocolos. Así lo recomiendan nuestros lineamientos en México y la FDA. Está todavía por probarse la utilidad de todos estas intervenciones terapéuticas”.

Asimismo, la Secretaría de Salud emitió un comunicado en el que informó que “la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad (CCINSHAE) reafirma que tanto los institutos como los hospitales deben apegarse a las recomendaciones nacionales e internacionales, como la FDA y la Organización Mundial de la Salud (OMS), y no recomienda el uso de hidroxicloroquina a las personas con covid-19 de forma generalizada. El uso de medicamentos en investigaciones debe realizarse en el marco de ensayos clínicos controlados y aprobados por los comités de ética institucionales”.

Publicidad