Imparcialidad y prudencia, pide magistrada a jueces de la democracia

Franco Gonzalez

La magistrada presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Janine M. Otálora Malassis, afirmó que como jueces de la democracia, deben mantener la imparcialidad y la prudencia en su actuar, respetando el principio de la división de poderes y del federalismo judicial.

Al ofrecer la conferencia “Los retos del TEPJF en el Proceso Electoral 2017-2018”, subrayó que la única vía que permite afianzar la democracia es el respeto a las reglas del juego, que incluyen el reconocimiento de la función jurisdiccional como la única vía de resolución de conflictos.

En un comunicado, la presidenta de la Sala Superior precisó que la misión de los integrantes de los tribunales electorales es cumplir y hacer cumplir la ley y lograr que los órganos de representación popular en el país se renueven de forma ordenada y pacífica, garantizando su legitimidad y fortaleciendo la calidad de la democracia.

“Los tribunales electorales sabemos que cumpliremos con nuestra encomienda constitucional. En la resolución de las disputas electorales, al analizar la constitucionalidad y legalidad de los actos de las demás autoridades electorales, procuraremos realizar siempre una interpretación equilibrada, para dar efectividad a los valores democráticos y lograr la protección plena de los derechos político-electorales”, puntualizó.

Otálora Malassis indicó que debido a la naturaleza de la misión que tiene este órgano jurisdiccional, habrá diferencias de opinión y debates ríspidos con otras autoridades y distintos actores de los procesos comiciales; sin embargo, como jueces deben mantener la imparcialidad y la prudencial al actuar.

“Recordemos siempre que nuestro rol es juzgar conflictos entre la política y el derecho y, por ende, sea cual sea la decisión que tomemos, siempre estará enfrentada a debates ríspidos y fuertes”, dijo.

En su exposición, que se llevó a cabo en las instalaciones del Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca, subrayó que la jurisdicción electoral en su conjunto está preparada para asumir dichos retos, porque cuentan con cuadros altamente especializados en la materia electoral y con un ejercicio de capacitación y actualización permanente y cotidiano.

“Habremos de poner, en alto la tarea que tenemos encomendada, nuestro mayor esfuerzo cotidiano. No escatimaremos tiempo alguno para atender y resolver en los términos descritos, todos los medios de impugnación que se sometan a nuestra consideración”, resaltó.

Hizo un llamado a la sociedad y a todos los actores políticos a la concordia, a la madurez y a un apego de todos al derecho y a la Constitución, porque la única vía que permite afianzar la democracia es el respeto de todos a las reglas del juego, “que incluye reconocimiento de la función jurisdiccional como la única vía para la resolución de los conflictos políticos”.

Franco Gonzalez
Carpin