Inicia 2019, trágico para defensores y periodistas en México: ONU

Anuncios
Anuncios

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) urgió al gobierno mexicano a revertir el riesgo de defensores y periodistas en México.

Lo anterior, tras condenar los asesinatos de los defensores de derechos humanos, José Santiago Gómez y Noé Jiménez, en Chiapas; y del periodista José Rafael Murúa, en Baja California Sur.

Resaltó que “Noé Jiménez y Rafael Murúa eran beneficiarios del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, operado por la secretaría de Gobernación”.

Jan Jarab, Representante de la ONU-DH en México, indicó que las actividades de este sector “deben ser protegidas e incentivadas por el Gobierno mexicano en su conjunto pues se trata de actores fundamentales para un Estado democrático y de derecho”.

“Estos hechos muestran que la violencia contra quienes defienden derechos humanos o informan tiene profundas raíces y es necesario impulsar cambios estructurales para atajarla”, añadió.

Subrayó que “el hecho de que tanto Murúa como Jiménez fueran beneficiarios del Mecanismo de Protección debe llevar a una profunda reflexión sobre su eficacia”.

“Las medidas de protección otorgadas, así como su implementación, efectividad y seguimiento, deben ser analizadas y evaluadas. Además, se deben esclarecer completamente estos crímenes”, expuso.

Los homicidios anteriores, dan como resultado, al menos: tres defensores asesinados en 2019 y 13 asesinatos de personas defensoras de derechos humanos en 2018, los cuales fueron registrados en México por la ONU-DH.

“Luego de que en 2018 la ONU-DH tuviera conocimiento de al menos 12 asesinatos de periodistas, al igual que en 2017, el nuevo año comienza también trágicamente con el asesinato del señor Murúa Manríquez”, aseveró.

Publicidad