Este viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) anunció el inicio del proceso de consulta indígena para el proyecto Tren Maya, que dará a conocer la opinión de los habitantes de la región por donde pasará este medio de transporte en el sureste del país.

En su conferencia de prensa matutina, el mandatario federal dejó claro que se respetará la voluntad de los ciudadanos, “si la gente dice sí, vamos, ya tenemos los estudios técnicos y lanzamos la convocatoria y tenemos también los recursos disponibles para el inicio… Si la gente dice no, ahí quedo, hasta ahí llegamos, el pueblo manda”.

El jefe del Ejecutivo Federal estuvo acompañado por Rogelio Jiménez Pons, titular del Fonatur y responsable del proyecto Tren Maya; Diana Álvarez, subsecretaria de Gobernación; y Adelfo Regino, director del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas.

Rogelio Jiménez Pons aseguró que el Tren Maya es la oportunidad histórica para “resarcir la deuda con el sureste mexicano”.

En la conferencia también estuvo presente la subsecretaria de Gobernación, Diana Álvarez, quien indicó que el proceso de consulta está compuesto de un ejercicio participativo y una consulta indígena, convocada por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) y la Secretaría de Gobernación (Segob).

La funcionaria federal informó que la consulta busca promover la participación ciudadana con información adecuada, oportuna y accesible sobre el proyecto Tren Maya.

Diana Álvarez informó que realizarán brigadas informativas para sensibilizar a la población sobre la importancia de su participación y proporcionarle información del proyecto.

Anunció que el 15 de diciembre se instalarán módulos de participación ciudadana en Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo para recibir esta participación, a través de casillas en las que podrán expresar su opinión.

La subsecretaria de Gobernación informó que las casillas estarán abiertas a partir de las 8:00 horas hasta las 18:00 horas y los módulos se instalarán en los municipios involucrados en el trazo de la vía del tren.

Indicó que la información sobre la metodología para determinar la ubicación de las casillas, el número de boletas de la consulta y la forma de identificación de los participantes se dará a conocer a través de internet.

La información específica la vamos a difundir a través de una página en internet que es www.participacionsocial.gob.mx, en su momento vamos a establecer ahí la metodología que se va a utilizar para determinar la ubicación de los módulos, el número de boletas, la forma de identificación de las personas participantes”, explicó Diana Álvarez.

Por su parte, Andrés Manuel López Obrador dijo que no hay precedentes de una consulta como ésta y que todavía hoy sufrimos obras que no fueron consultadas, que no operan ni funcionan porque hubo imposición en el periodo neoliberal.

Estamos (…) en el terreno de lo inédito. Además, es una consulta vinculatoria. ¿Qué significa esto? Que se va a respetar la voluntad de los ciudadanos”.

Precisó que ya están listos los estudios técnicos y ya están previstos en el presupuesto los recursos necesarios.

Si la gente dice no, ahí quedó, hasta ahí llegamos, el pueblo manda”.

AMLO destacó que no habrá deudas por este proyecto, porque se han liberado fondos con el combate a la corrupción.

Refrendó que su gobierno ha hecho el compromiso de no iniciar ningún proyecto que no pueda terminarse este mismo sexenio.

Denunció que recibió cientos de obras inconclusas, como el tren a Toluca, que además costará 30 mil millones de pesos adicionales.

Y lo tenemos que terminar, pero toda esa tardanza ha significado aumento del presupuesto (…) que es dinero del pueblo”.

López Obrador señaló que quisieran terminar el Tren Maya en 3 ó 4 años, si el proyecto es aprobado. Anunció que primero se licitarían las vías férreas, que deben modernizarse aunque se aprovechen los derechos de vía existentes. Luego, dijo, se deben comprar los trenes y construir las estaciones.   

Durante la conferencia, el presidente de México firmó la convocatoria para la consulta en castellano y maya.

En la ronda de preguntas y respuestas, Rogelio Jiménez Pons, titular de Fonatur, señaló que están tratando de incorporar a los ejidatarios a la creación de reservas territoriales para que sean ellos los que se beneficien de las ganancias que generará el Tren Maya.

Por su parte, López Obrador declaró que lo importante es impulsar el desarrollo del sureste, que se quedó rezagado durante el periodo neoliberal.

Sobre un mapa proyectado, el presidente dijo que en el sureste solo hubo crecimiento de Tulum a Cancún.

AMLO dijo que cada año llegan 10 millones de turistas a ese corredor, pero quieren que esos turistas no se queden en esa zona, sino que se desplacen.

Publicidad