La Fiscalía Anticorrupción de Sonora informó que ha abierto una investigación para conocer la procedencia de aproximadamente 450 caballos pura sangra pertenecientes al exgobernador panista de dicha entidad, Guillermo Padrés.

Información revelada por el medio Reforma señala que la fiscalía tiene la sospecha de que los ejemplares, valuados en cifras aproximadamente de 100 millones de pesos, ingresaron “de contrabando” a la capital de la entidad, Hermosillo, ya que la empresa “Comercializadora V&A de Nogales, S. A. de C.V.” que los importó, declaró que el valor de los animales era de mil 800 dólares.

Para la dependencia, gracias a estos datos existe la presunción de que la compra de los caballos, misma que se realizó el año pasado, se hizo con recursos de procedencia ilícita o mediante lavado de dinero, ya que además fueron estos registrados como “animales de trabajo”.

Anuncios

También se señala que la compra de los equinos fue encabezada por Bella Aurora Valenzuela, quien es esposa de Luis Sierra Abascal, hijo de Luis Sierra Maldonado, quien fuera presidente de la Unión Ganadera Regional de Sonora, y quien funge como dueña de la importadora.

A Padrés Elías también se le indagan varios predios y propiedades, de los cuales ya tiene asegurados e investigados al menos 21, seis de ellos directamente vinculados con el panista. El resto, de acuerdo con datos de la fiscalía, pertenecen a sus familiares y ex colaboradores.

A Padrés se le ha vinculado con una caballería, relativamente recién adquirida, en la localidad de San Pedro El Saucito, en Hermosillo, además de la adquisición de varios lotes con valor superior a los cinco millones de pesos, que son utilizados para la crianza de los ejemplares.

El día de ayer la recién conformada Comisión Anticorrupción del Partido Acción Nacional (PAN) informó que sus primeras acciones serán investigar a Padrés Elías así como a la ex alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, tras las acusaciones de incurrir en actos de corrupción.

Con información de Reforma

Publicidad