(SPI / Kaleydoscopio).- El 1 y 2 de noviembre los mexicanos celebran el Día de Muertos, culto-recuerdo a los seres amados, y muchas regiones y comunidades de México hacen rituales en los que destacan las ofrendas de bienvenida en las casas, iluminación del camino de las almas en panteones, calaveras y comida favorita de los fieles difuntos.

Entre los destinos hay algunos caracterizados por sus festejos y que se han constituido como zonas de tradición y que expertos de MiEscape.mx recomiendan:

Pátzcuaro, Michoacán:

Los festejos inician desde el 31 de octubre y hay actividades con vista a un lago sin igual. Los indígenas se visten con ropas tradicionales y reciben a las ánimas con charlas en dialectos, la iglesia se engalana con flores de cempasúchil, la isla de Janitzio se llena de altares, alimentos y veladoras.

MiEscape.mx indica que organiza viajes al festejo con costos de 680 pesos a 3,131 por noche. Sólo hospedaje.

Oaxaca

Con una comida con sus difuntos, las familias organizan los festejos en panteones acompañados de altares y música. Se puede ir con paquetes que incluyen transportación y hospedaje saliendo desde CDMX por costos que varían, de acuerdo al hotel, y van de 4,534 a 8,112 pesos.

Ciudad de México

La CDMX está formada por pueblos con costumbres y tradiciones únicas, como es el caso de Milpa Alta, con la recepción y despedida de las ánimas, la colocación de ofrendas, el arreglo de tumbas, la velación en los panteones y las celebraciones de oficios religiosos. También tiene ritos en otras delegaciones: Coyoacán y Tláhuac que organizan altares y tapetes, Xochimilco con puestas en escenas como “La Llorona” en sus canales o Cuauhtémoc con la Segunda Edición del Desfile de Calaveras

Publicidad