Tras hora y media de marcha, familiares y estudiantes compañeros de los 43 normalistas desaparecidos hace 40 meses, llegaron al Hemiciclo a Juárez acompañados de unos 500 activistas de movimientos urbano populares, sindicalistas, maestros disidentes y algunos universitarios.

Al salir del Ángel de la Independencia poco después de las 17:00 horas insistieron en que no van a renunciar en su reclamo de que les presenten a sus hijos desaparecidos y que se castigue a los responsables de que se haya perdido rastro de los jóvenes desde que fueron detenidos por policías municipales en Iguala, Guerrero, luego de que intentaron tomar un camión foráneo para participar en la marcha del 2 de octubre de ese 2014.

Son 40 meses que no están nuestros hijos y no hay avances ni detenidos. Exigimos justicia y que se siga investigando a los responsables de su desaparición. Únanse a nosotros”, proclamaron las madres de los normalistas ante el paso de cientos de personas en esta tarde noche de viernes en la Alameda central.

“Cada vez que vemos a los jóvenes vemos los rostros de nuestros hijos”, dijeron las mujeres cuándo una muchacha, Débora, tomó el micrófono para exhibir las fotografías de dos adolescentes, David, su hermano y Miguel, ambos secuestrados en Ciudad Altamirano, Guerrero, cuándo iban de viaje a Ixtapa Zihuatanejo y por quienes se pagó un rescate pero no han sido liberados por sus captores desde hace 6 años.

“Las autoridades no hacen ningún operativo pese a que tienen mucha información de los secuestradores. Si no ha sido por la investigación que hemos hecho, ya hubieran culpado a muchos inocentes. Queremos recuperar a nuestros familiares y que dejen de tratar de culpar a inocentes. Demandamos justicia, debemos poner un alto ya”, reclamó entre lágrimas.

Los familiares de los 43 normalistas desaparecidos también reconocieron que están desesperados. “Hemos hecho tanto y aún no tenemos respuestas. A 40 meses, la justicia también está desaparecida”, manifestaron.

Publicidad