El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) anunció a través de su cuenta de Twitter que el pozole es un platillo completo y que no hace subir de peso; sin embargo, aclaró que la botana para acompañarlo sí te puede traer unos kilitos de más.

“Sabías que… es un plato completo que contiene todos los nutrientes necesarios para la hora de la comida”, aseguró el IMSS en un tuit de julio de 2018.

La institución dio algunas recomendaciones para comer este platillo mexicano: una taza y media de pozole (90 a 100 gramos aproximadamente), 60 gramos de carne aproximadamente, verdura al gusto. 

También recomendó evitar comer: chicharrón, chalupas, gorditas, crema, gorditas, tacos, manitas de puerco y otra clase de botanas.

La dependencia retuiteó un mensaje de su filial en Guerrero: “Una cazuela de pozole no engorda, engordas tú si te comes dos. #JuevesPozolero”.

Publicidad