Las inundaciones y deslaves provocados por las lluvias torrenciales en poblaciones de Tokio, Japón, dejaron al menos 10 muertos, informaron autoridades locales.

Te recomendamos: Ya son al menos 56 muertos por paso de ‘Hagibis’ en Japón

En el distrito de Midori, en Chiba, los deslaves aplastaron tres casas y mataron a tres personas que quedaron sepultadas debajo.

Otro deslave golpeó una vivienda en la ciudad de Ichihara y mató a una mujer.

En Narata y Chonan, tres conductores se ahogaron cuando sus vehículos quedaron sumergidos en la inundación.

En Fukushima, una mujer fue hallada muerta en un parque en la ciudad de Soma tras reportarse que un auto fue arrastrado por la crecida. Un pasajero del vehículo sigue desaparecido.

«Hubo un ruido y un impacto enormes, un ‘boom’ como el de un terremoto, así que salí.
«La lluvia era aún más intensa que la de los tifones», contó un residente que vivía cerca de una de las casas aplastadas en Midori.

Las inundaciones, que van a descenso, ocasionaron fallas en el suministro de agua en cerca de 4 mil 700 viviendas y la suspensión o retraso de servicios ferroviarios.

También aumentaron los daños en áreas que aún no se habían recuperado por completo del tifón Hagibis, que tocó tierra en la región hace dos semanas y causó la muerte de 80 personas más.

Y causaron la cancelación de la segunda ronda del primer torneo de la Gira de la PGA que se celebra en Japón, el Zozo Championship, en Inzai.

El primer ministro, Shinzo Abe, se reunió con los equipos de emergencia, a los que pidió “todo el esfuerzo posible en las operaciones de rescate y ayuda”.

Además pidió que se reparen cuanto antes servicios esenciales como electricidad y agua, entre otros.

Según la oficina de Abe, en solo mediodía el viernes cayó el promedio de precipitaciones de todo el mes.

Las lluvias fueron causadas por un sistema de bajas presiones que se situó sobre la principal isla de Japón, Honshu.

Publicidad