La llegada de médicos cubanos en brigadas internacionales ha generado polémica en todo el mundo. En Estados Unidos hay incluso un juicio abierto contra la Organización Panamericana de la Salud y exfuncionarios del organismo por tráfico de personas.

Uno de los funcionarios demandados está en México y trabaja en el Instituto de Salud para el Bienestar, Insabi.

El gobierno de López Obrador pagó 135 millones de pesos al régimen de Cuba para que nos mandaran médicos a ayudar con el coronavirus. Los médicos cubanos disidentes han denunciado que el dinero no les llega a ellos sino que se lo queda su gobierno.

Publicidad