Un análisis reciente de la revista Foreing Policy, pone a México en su Índice de Respuesta Global ante la pandemia de COVID-19 dentro del grupo de países con peor respuesta, con una puntuación de 4.5 sobre 100, y con el puesto 34 de los 36 países analizados.

Este análisis, como otros, coloca a México en el tercer puesto con peores cifras absolutas de muertos por COVID-19.

Te puede interesar: Suman 58 mil 85 homicidios dolosos en lo que va del sexenio de AMLO

El análisis de la revista especializada en geopolítica resume que “México obtiene (así uno) de los peores puntajes, derivados principalmente de su débil respuesta financiera y (frágil) política de salud pública, incluido si muy limitado testeo”.

Señala que las condiciones con las que México recibió al coronavirus no fueron “óptimas”, con bajos número de camas hospitalarias y “pobre acceso a un sistema de salud de calidad”, pero su respuesta tampoco ayudó a compensar sus debilidades.

Analistas de Foreuing Policy dan un puntaje pobre a la respuesta financiera del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien eligió no elevar la deuda pública ni movilizar fondos de emergencia y prefirió recortar salarios a funcionarios, amasando un monto que conllevó un “estímulo (económico) extremadamente limitado” y, en general una respuesta “pobre”.

Tampoco dan una buena nota a su directiva de política pública. Indican que las escasas pruebas realizadas y limitados fondos dedicados exclusivamente a la emergencia sanitaria no ayudan a una buena respuesta, que han conllevado a respuestas desiguales en el país, sin homogeneidad en el paliativo de la pandemia.

Los analistas se dicen preocupados por el alto grado de positividad que deriva de los test, que apuntaría a que mayoritariamente sólo se hacen pruebas a aquellos que ya están enfermos. Algo que provoca directamente que se estén “perdiendo” casos positivos existentes, afectando no sólo a las cifras reales, sino también impacta la respuesta de la Cuarta Transformación.

En este análisis, el único factor en el que México obtiene una puntuación aceptable es en su comunicación, algo que la revista estadounidense destaca que se está haciendo principalmente, basándose en datos y hechos científicos.

La clasificación de mejor respuesta ante la pandemia de COVID-19 es encabezada por Nueva Zelanda, con puntaje perfecto.

Cinco de los mejores 10 países: Nueva Zelanda, Dinamarca, Islandia, Bélgica y Alemania, están liderados por mujeres; cuatro de los 15 primeros: Senegal, Sudáfrica, Kenia y Ghana, son del África subsahariana (lo que explican por la preparación previa gracias a las lecciones aprendidas por pandemias anteriores, como el ébola o la influenza AH1N1).

En los últimos puestos, además de China, Irán y México, los ocupan Turquía, Indonesia y Estados Unidos.

El Universal

Publicidad