Pese a que los daños causados por el crimen organizado en el continente africano son extensos y profundos, ningún mercado delictivo supera al de México, según un estudio de África ante la delincuencia organizada transnacional (ENACT), patrocinado por la Unión Europea.

Dentro del Índice sobre Delincuencia Organizada, México ocupa la primera posición en al ámbito de mercados delictivos, el cual se compone por actividades ilícitas como el tráfico de armas, así como delitos asociados a los recursos no renovables.

En el tema de comercio ilícito de drogas sintéticas México consiguió la puntuación máxima, mientras que en el tráfico de cocaína y contrabando de personas obtuvo 9.5 y 9, respectivamente.

El ENACT es un proyecto implementado en colaboración con el Instituto de Estudios para la Seguridad con sede en Sudáfrica, y la Interpol.

La edición de este año está compuesta por 65 países, de los cuales 11 no son africanos, entre ellos México, Canadá, Colombia, El Salvador y Japón, seleccionados con el fin de mostrar un mosaico geográfico y étnico más diversificado.

El estudio evalúa diversos mercados delictivos y toma en consideración cárteles, redes de tráfico, la capacidad del Estado para responder, entre otros.

En el índice general sobre criminalidad, que toma en cuenta los mercados criminales y la influencia de los actores delictivos, México ocupa la tercera posición, detrás de Colombia y Nigeria.

“La gran mayoría de los países más vulnerables (a la delincuencia) en África enfrentan o han experimentado en el pasado reciente inestabilidad y guerras civiles, o serias amenazas de seguridad”, se lee en el documento.

En el tema de capacidades de resiliencia o respuesta al crimen, México está en el puesto 29. Este índice se compone de conceptos como el marco jurídico, marco regulatorio económico y transparencia.

Publicidad