Expertos mexicanos alertaron a las autoridades sanitarias sobre la inminente aparición de “epidemias locales” en poblados rurales y ciudades pequeñas y medianas con características propias, en el contexto de la pandemia de coronavirus.

Para enfrentar estos brotes “diferenciados” y con “características propias”, la solución es aplicar “una estrategia diferente” a la puesta en marcha a nivel nacional, afirmaron los especialistas de la Comisión de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para la Atención de la Emergencia.

“Hay que ir implementando las acciones que se requieran para resolver situaciones específicas”, indicó Samuel Ponce, coordinador de esta comisión especial y coordinador del Programa Universitario de Investigación en Salud.

“La epidemia es, desde luego una, pero en el país hay muchas epidemias. Cada Estado tendrá su epidemiología particular, con inicios diferentes del crecimiento intenso, y esto lo vamos a ir viendo en el curso de las próximas semanas y meses”, afirmó.

Otro especialista, Mauricio Rodríguez, académico de la Facultad de Medicina, indicó que las “intervenciones diferenciadas” deben aplicarse “dependiendo de las condiciones de cada lugar”.

“Se necesitarán intervenciones específicas dependiendo de lo que va ocurriendo en cada Estado, en cada ciudad, y también eso es un exhorto a estar siguiendo a las autoridades locales para tener idea de lo que va pasando, ya específicamente en cada lugar”, indicó.

El subsecretario de Salud, Hugo Gómez-Gatell, también señaló que la pandemia tendrá “fluctuaciones” a lo largo del año, como lo revela la experiencia de la crisis sanitaria por la influencia H1N1 de 2009.

En ese caso el brote inició en abril de ese año, terminó en mayo pero luego hubo un pequeño brote en junio en los estados del sur y finalmente entre octubre y diciembre de 2010 se registró otro brote mayor que el inicial.

Los especialistas dieron un “visto bueno” a las medidas de mitigación de la Secretaría de Salud para afrontar la emergencia por el Covid-19, calificándolas de “óptimas y adecuadas”.

Te puede interesar: En plena pandemia: Gobierno Federal adquiere estadio de beisbol en Hermosillo

“El crecimiento de los casos no ha tenido un desarrollo vertiginoso, como en otros países, y por otro, se ha administrado -hasta el momento- la capacidad en los hospitales para la atención de pacientes graves”, expuso.

Actualmente, en el día 48 desde que apareció el primer enfermo, el 28 de febrero, se contabilizan 6.875 contagios y 546 muertes.

“Se han recibido una multitud de críticas y comentarios desfavorables en relación a la estrategia (…) y debo decir que en un primer recuento de situaciones encontramos que la oportunidad en las intervenciones parece ser óptima”, dijo.

Los principales cuestionamientos se deben a la escasa aplicación de pruebas, limitada a las personas con síntomas, pero las autoridades se defienden afirmando que hay países como Suecia donde también se aplican pocas pruebas sin que haya contagios generalizados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado “exámenes masivos” y naciones como Corea del Sur deben su éxito en el combate a la pandemia justo a que pusieron en marcha un programa de “testeo” a gran escala.

Los científicos de la UNAM exponen que las medidas adoptadas contra la contingencia “se iniciaron en el momento adecuado” y hasta ahora “podemos establecer ya con alguna claridad que la curva de crecimiento de los casos no tiene el desarrollo vertiginoso que ha tenido en otros países”.

Especialmente, se suele comparar a México con naciones latinoamericanas con una curva muy elevada de contagios como Ecuador y Brasil, donde la situación parece estar saliéndose de control o como Chile y Perú, en donde las cosas aún no se desbordan.

Actualmente, los hospitales de referencia de la capital mexicana designados para atender a pacientes con Covid-19 están cerca de la saturación, como el Instituto Nacional de Nutrición y el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias.

Publicidad