En vísperas de conmemorarse el 31 aniversario de los sismos de 1985, México cuenta con una amplia conciencia de las acciones a seguir ante los diversos sistemas de alerta sísmica que hoy en día permiten la evacuación oportuna de los edificios, a fin de evitar una tragedia.

Muestra de ello es el hecho de que gran parte de los capitalinos está informada sobre el simulacro que se llevará a cabo este lunes 19 a las 11:00 horas, en que se activará el Sistema de Alerta Sísmica Mexicano (Sasmex).

Durante un recorrido por diferentes puntos de la ciudad, Notimex corroboró que en efecto hay quienes conservan los recuerdos de los sismos del 85, principalmente gente de 35 años en adelante que no dudan en salir de sus viviendas en cuanto suena la Alerta Sísmica.

Anuncios

Tal es el caso de Ezequiel Ignorosa, quien mientras pasea a su perro por el parque nos aseguró que responde de manera inmediata a la Alerta Sísmica, incluso cuando ha sonado a la 1:00 de la mañana.

“Es molesto, a veces, salir preocupado en espera de un movimiento fuerte y luego descubrir que se trató de un sismo pequeño o incluso una falsa alarma, pero prefiero hacerlo a tener que vivir una experiencia como en el 85”, dijo.

Y es que hay algo que no olvida: el Edificio de la Noria, donde trabajaba, se cayó con el movimiento telúrico; aunque en ese entonces iba en camino, la sorpresa de encontrarse con los escombros del inmueble que se había caído por completo, lo dejó impactado.

Pero también están los jóvenes, quienes aunque no han vivido una experiencia como la de esa mañana del 19 de septiembre de 1985, toman con calma las alertas sísmicas y entre bromas, pero en orden, procuran seguir instrucciones cuando se presenta una.

“Sí, sé que mañana habrá un simulacro de Alerta Sísmica, así que saldremos en orden de la oficina y nos colocaremos en los puntos asignados por la empresa en el estacionamiento”, comentó Adrián Cerdeño, quien trabaja en uno de los edificios de Insurgentes frente al World Trade Center.

“La verdad nunca me ha tocado vivir un sismo fuerte, pero no quisiera quedar atrapado bajo los escombros como me dicen que ocurrió en Tlatelolco. La verdad no me puedo imaginar cómo sería vivir una situación así”, admitió.

Desde luego, no faltan los desinformados y la gente que enfrenta el problema de quienes en afán de ser “buenos samaritanos” o por el contrario, con el fin de molestar, falsean información sobre la alerta sísmica.

Fuente Notimex

 

Publicidad