El jefe de la Oficina de Presidencia, Alfonso Romo, admitió que México está hambriento de capital por lo que requiere de inversión nacional o extranjera para poder crecer a un 3 por ciento en los próximos años.

En el marco de la XXX Reunión de Embajadores y Cónsules, el representante del gobierno federal exhortó al cuerpo diplomático a realizar la promoción de inversiones en los países donde tienen presencia.

“México necesita capital privado nacional o extranjero para crecer. México no tiene capital, México es un país hambriento de capital. Entonces  lo que si le digo embajadora es que  promuevan todo lo que tenga porque si  necesitamos toda la lana”, señaló.

Tras la inminente desaparición del fideicomiso público dependiente de la secretaría de Economía, ProMéxico, Romo afirmó que el tema no preocupa al gobierno actual toda vez que no se verán afectadas las exportaciones de empresarios mexicanos.

“A mi ProMéxico no me preocupa, y si analizamos la relación comercial de México con el extranjero, el 87% es Estados Unidos, no necesitamos a Pro México, el segundo país es España en inversión extranjera, tampoco necesitamos a Pro México, tenemos Alemania y Japón, el resto son cosas muy puntuales en donde ustedes pueden hacer mucho mejor trabajo”, expuso.

Publicidad