El Gobierno de México utilizó parte de los recursos del Fondo México, creado para contribuir a la cooperación y desarrollo de Centroamérica, para contener la migración hacia Estados Unidos, reveló The Associated Press.

De acuerdo con la agencia de noticias, la Administración de Andrés Manuel López Obrador destinó en 2019 más de cuatro millones de dólares del Fondo México en la rehabilitación de estaciones migratorias y  en el traslado hacia la frontera sur de migrantes o solicitantes de asilo devueltos por EE.UU.

La reasignación de recursos ocurrió apenas una semanas después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazara a México con la imposición de aranceles en caso de que no frenara el flujo migratorio.

En respuesta, el Gobierno de México desplegó en la frontera sur a la Guardia Nacional y aceptó albergar a los solicitantes de asilo ante Estados Unidos durante el desarrollo de su proceso.

De acuerdo con Tonatiuh Guillén, quien renunció al Instituto Nacional de Migración en junio de 2019, la reasignación de recursos del Fondo México fue “un giro dramático” del objetivo inicial del Gobierno Federal.

Es claro que se distorsionó el objeto originario de este fondo y también es claro que no tenemos suficiente información del ejercicio del gasto”, dijo Guillén López.

Por su parte, la administración en turno argumento que el Fondo requería “una nueva visión que permita el mejor aprovechamiento de los recursos”.

Te puede interesar: Disminuyó 74.5% cruce de migrantes a EE.UU, afirma el canciller Ebrard

De este modo se autorizó que el dinero se utilizara en el registro, control y seguimiento de los flujos migratorios, y para el equipamiento de las estaciones migratorias.

La Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amexcid) detalló que en julio de 2019 se destinaron 60 millones de pesos en el mejoramiento de estaciones migratorias y albergues.

Meses después, en septiembre, se invirtieron otros 14 millones de pesos para el “traslado voluntario” a la frontera sur de los solicitantes de asilo devueltos por EE.UU.

Sin embargo, para Maureen Meyer, vicepresidenta y directora para México de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos, los traslados de migrantes fueron más bien una invitación a la ‘autodeportación‘.

Explicó que a los migrantes no se les brindó la información necesaria sobre lo que dicho traslado implicaría, como que ya no pudieran seguir con su proceso de asilo en EE.UU. e inclusive México.

En abril de 2020, el Gobierno de López Obrador destinó otros 16 millones de pesos al “traslado gratuito y voluntario” de migrantes, muchos de los cuales quedaron varados en los límites con Guatemala al cerrarse las fronteras por la pandemia de COVID-19.

En una reciente solicitud de información hecha por AP, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) expuso que el Fondo México ya no tiene recursos disponibles y que desaparecerá tras la orden del presidente López Obrador de eliminar fideicomisos que pudieran ser focos de corrupción.

Publicidad