Los gobiernos de México y Estados Unidos se reunirán a principios de septiembre para revisar los avances del acuerdo migratorio establecido en junio pasado, con el cual se suspendió la imposición de aranceles a productos mexicanos.

En conferencia de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que el próximo 10 de septiembre, funcionarios del país se reunirán con homólogos estadounidenses para evaluar las acciones emprendidas y sus resultados.

“Estamos cumpliendo con el compromiso que hicimos de ordenar la migración en nuestro país. Les puedo decir que vamos bien”, aseguró el mandatario.

El 5 de septiembre vence el plazo establecido por EE.UU. para que México disminuya el flujo migratorio ilegal y no se impongan aranceles acumulativos a importaciones mexicanas.

Como resultado de las discusiones, México se comprometió a endurecer la aplicación de la ley para reducir la migración irregular, incluyendo el despliegue de la Guardia Nacional en la frontera sur.

Del mismo modo, informó acciones decisivas para desmantelar las organizaciones de tráfico y trata de personas, así como sus redes de financiamientos y transporte ilegales.

Por su parte, Estados Unidos reiteró su beneplácito al Plan de Desarrollo Integral lanzado por el Gobierno de México en conjunto con El Salvador, Guatemala y Honduras.

Con información de López-Dóriga Digital

Publicidad