El Gobierno de Estados Unidos comenzará a devolver a través de Brownsville, en Texas, a migrantes a México, para que ahí esperen sus audiencias judiciales, dijo el viernes una portavoz del Departamento de Seguridad Nacional estadounidense.

El programa, conocido como “Protocolos de protección al migrante”, comenzó en enero de este año y ya funciona en varias ciudades en la frontera entre México y Estados Unidos. Las ciudades activas son Tijuana, Mexicali, Ciudad Juárez y Nuevo Laredo.

Esta semana, la expansión continuará en el Valle del Río Grande, dijo la portavoz en un correo electrónico, un área que ha visto algunos de los mayores aumentos del número de migrantes que cruzan hacia Estados Unidos.

De acuerdo al programa, las personas que ingresen a EU sin contar con la documentación legal son procesados por las autoridades y reciben notificación para presentarse a una audiencia en una corte migratoria.

Luego son enviadas a México para que esperen una notificación para presentarse ante la corte migratoria, si su solicitud procede, reciben el estatus de asilo y pueden permanecer, y si no procede son repatriados a sus países.

Publicidad