Casi 100 menores de edad han perdido la vida en lo que va de junio en India por un virus que ataca al cerebro derivado de la ingesta de la fruta conocida como lichi.

Ochenta niños fallecieron en el hospital público más grande del distrito de Muzaffarpur, el estado de Bihar, famoso por su producción de lichis. La mayoría de niños sufrieron una repentina pérdida de glucosa en la sangre y llegaron a las instalaciones hospitalarias en estado semiconsciente. 

Otros 17 menores de edad, en las mismas condiciones, fallecieron en un nosocomio privado.

Todas las víctimas mostraron síntomas del Síndrome de Encefalitis Aguda (SEA), dijo Ashok Kumar Singh, funcionario de Salud local. No obstante atribuyó que parte del problema también tiene que ver con las altas temperaturas registradas este verano, por lo que recomendó a los padres poner atención en ello.”El departamento de Salud ya ha emitido un aviso para que las personas cuiden a sus hijos durante el caluroso verano, cuando la temperatura diurna supera los 40 grados centígrados” .

Un brote que data desde 1995

La enfermedad que ataca este verano a los menores de edad no es nueva. De hecho se puede afirmar que ha sido una constante anual en los meses de verano en Muzaffarpur desde 1995, coincidiendo normalmente con la temporada del lichi.

Conocida localmente como Chamki Bukhar, la enfermedad mató a 150 personas en 2014. Un año después, científicos estadounidenses afirmaron que el Síndrome de Encefalitis Aguda podría estar ligada a una sustancia tóxica presente en la fruta. 

Sin embargo, estimaron que se necesitan más estudios para descubrir la causa de la enfermedad, cuyos síntomas han sido identificados como convulsiones, alteración del estado mental y muerte en más de un tercio de los casos. 

Publicidad