No fui sobornado, me dediqué a combatir cárteles: García Luna

Anuncios
Anuncios

El ex secretario de Seguridad Pública Federal, Genaro García Luna, calificó de difamación las declaraciones que realizó el narcotraficante Jesús El Rey Zambada durante el juicio contra El Chapo Guzmán, quien aseguró que el cártel de Sinaloa le entregó dinero a cambio de designar a un comandante relacionado con el capo Ismael El Mayo Zambada.

“Al respecto señalo que es mentira, difamación y perjurio a mi persona”, se lee en una misiva de diez cuartillas acompañadas de escritos enviados por autoridades de Estados Unidos donde se le reconoce su labor al frente de la extinta secretaría.

García Luna indicó que durante su gestión como servidor público donde combatió el crimen organizado, sistemáticamente “he sido objeto de difamación en la medida que he atacado los intereses del crimen organizado. Nunca se ha aportado una prueba o evidencia de todas esas infamias”.

“En el caso específico de esa organización criminal (el cártel de Sinaloa), la inteligencia sustantiva que se compartió y operó con ese país (Estados Unidos) fue a través de mi persona, con los enlaces oficiales respectivos con los que se logró la detención de los principales líderes, entre ellos los que ahora señalan las infamias anteriores”, puntualizó.

Aseguró que existe registro oficial de los casos y de las principales detenciones y operaciones contra el delito donde tuvo participación activa, con el reconocimiento de las agencias y gobiernos a nivel internacional.

“Anexo cartas oficiales de los responsables de la Agencia Antidrogas de EUA, que estuvieron relacionados en esos periodos y en el combate de esas estructuras criminales con el reconocimiento y alerta hacia mi persona de posibles atentados como represalia a este combate sistemático”, enfatizó.

Mencionó que por decisión personal, desde el año 2000, su patrimonio es público, así como sus declaraciones patrimoniales.

“Mi economía familiar corresponde a mis ingresos como funcionario público y ahora en la iniciativa privada. Por decisión personal mis declaraciones de impuestos y fiscales son públicas”, añadió.

Y agregó: “reitero es mentira, difamación y perjurio a mi persona, que cualquier individuo, policía o grupo delictivo me haya entregado algún bien económico o material en cualquier momento de mi desempeño público o privado”.

El ex titular de la Agencia Federal de Investigación, de la Procuraduría General de la República, comentó que cuando fue designado director de la entonces Policía Judicial Federal en el 2000, el mecanismo de designación de los comandantes de la policía respondía a ese esquema, donde el director era el responsable de la designación de los comandantes. Con la creación de la AFI, abundó, el sistema cambió.

Aseguró que nunca tuvo contacto, ni recibió personas vinculadas al crimen organizado, “hay registro de videograbación de todo el tiempo que estuve en el cargo” como secretario de Seguridad Pública, afirmó.

Publicidad