David León Romero, coordinador nacional de Protección Civil, señaló que no se registraron personas heridas ni víctimas fatales por la fuga de gas ocurrida la mañana de este viernes en el municipio de Nextlalpan, en Estado de México.

En entrevista para el programa de Joaquín López-Dóriga en Radio Fórmula, explicó que una toma clandestina provocó el daño en el ducto, el cual tiene un diámetro de 20 pulgadas.

Destacó que la presencia de personal de la Sedena en la zona permitió,  con el apoyo de autoridades municipales, realizar la evacuación del lugar y comenzar los trabajos para contener la fuga de gas.

No es un manejo sencillo por el tipo de combustible, afortunadamente logramos realizar labores previas antes de sufrir una emergencia mayor”, comentó.

Recordó que como parte de los trabajos se instaló un cerco de seguridad a dos kilómetros a la redonda, además de que se suspendió la circulación en la zona e incluso las operaciones en la vía del tren.

David León Romero explicó que aunque se suspendió el flujo de combustible en el ducto, aún pasará un tiempo antes de que se vacíe por completo, por lo que actualmente Conagua controla la salida de gas antes de comenzar con los trabajos de reparación.

Lo que hace Conagua es, con pipas de agua, mantener contenido el gas que va saliendo del ducto mientras se realizan excavaciones alrededor de la toma para conocer el nivel de daño del ducto y proceder a su reparación”, dijo.

Finalmente, el coordinador nacional de Protección Civil mencionó que tomará entre 24 y 48 horaspara que se acabe el gas en el ducto y pase completamente el peligro, por lo que pidió a la población de los alrededores mantener la calma.

Recalcó que más de 700 funcionarios se mantienen en el lugar para atender la emergencia mientras que la Guardia Nacional realiza rondines para evitar que las viviendas desalojadas sean saqueadas por posibles delincuentes.

A través de un comunicado, Pemex confirmó esta mañana que la fuga fue causada por una toma clandestina en el fraccionamiento Ex Hacienda de Santa Inés, a solo 500 metros del Circuito Exterior Mexiquense y a 150 metros de la carretera Nextlalpan-Santa Ana, vialidad fue cerrada a la circulación en dicho tramo para evitar posibles incidentes.

Publicidad